Cooperación África: El riesgo de una población ya expuesta a hambruna y enfermedades previas.

Hasta el final de abril en África se habían registrado 37.393 casos positivos, de los cuales 12.228 ya se han recuperado y 1598 han fallecido, en un total de 53 países, siendo Lesoto el único de todo el continente que no ha notificado contagios.

Fuente:Cáritas Española

¿Qué está pasando?

Hasta el final de abril en África se habían registrado 37.393 casos positivos, de los cuales 12.228 ya se han recuperado y 1598 han fallecido, en un total de 53 países, siendo Lesoto el único de todo el continente que no ha notificado contagios.

Labaja incidenciaque por el momento ha mostrado la pandemia en el continente se debe, en parte, a lamenor capacidad para hacer test y a la rápida adopción de medidas de contención por parte de numerosos países.

Elcierre de fronteras, la suspensión de reuniones de carácter religioso, la cancelación de clases en todos los niveles de la educación, el toque de queda en unos casos y el confinamiento total en otros, el control de carreteras y el aislamientoy seguimiento de casos sospechosos han sido algunas de las medidas adoptadas por numerosos países cuando apenas se habían registrado unos pocos casos.

Aunque África es elcontinente menos afectado por el Covid-19, las previsiones son alarmantes.Según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (CEPA) la pandemia podría dejar en la región un saldo de 300.000 muertos, colapsando los sistemas sanitarios ya de por sí frágiles de varios países y provocando la extrema pobreza de 27 millones de personas. El mayor debate se plantea ahora en torno acómo puede afectar a la situación de hambruna, desnutrición, malnutrición y desatención de las otras grandes enfermedades que aquejan a la población más vulnerable.

¿Qué estamos haciendo?

EnMozambiqueCáritas Española viene implementando un proyecto de emergencia con la Diócesis de Cabo Delgado paraluchar contra la hambruna y la violencia.La población desplazada se ha ido incrementando en esta zona debido al avance de los ataques de grupos violentos islámicos que van ocupando pueblos enteros. Esta población, que ahora huye hacia el sur, sufre de agotamiento, estrés y desnutrición, y se ha tenido que instalar en una zona que ya padece las consecuencias del último ciclón y los efectos de las inundaciones.

Ante la nueva amenaza provocada por el Covid-19, se han introducido acciones concretas deprotección tanto de la población vulnerable como del personal técnicode Cáritas Pemba. Tanto en la oficina como en los proyectos que se acompañan se han instalado bidones con agua y jabón para la desinfección de manos, y se han delimitado zonas de espera con el espacio de seguridad establecido.

El proyecto también contempla ladistribución de ayuda alimentaria urgente y se complementará con la construcción de viviendas.

En Senegal, el Punto de Acogida a Inmigrantes y Refugiados (PARI) deCáritas Dakar,haadaptado sus instalaciones para garantizar las medidas de higiene y seguridad, mediante la instalación de sistemas de lavado de manos y protección del personal.Desde que se declaró la emergencia en el país también han realizado 3 campañas dereparto de kits alimentarios y de higiene entre familias vulnerables migrantes que residen en la periferia de Dakar.Las movilizaciones también han servido para sensibilizar a la población sobre las medidas de protección frente al contagio del Covid-19, los sistemas de vigilancia temprana y las medidas a adoptar si se presentan síntomas.

Scroll to Top