RESPONDEMOS A LA CRISIS SANITARIA EN GUATEMALA A TRAVÉS DE LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL

La crisis provocada por la COVID-19 nos ha llevado a adaptar los dos proyectos en ejecución en Guatemala para responder a las necesidades de la población con la que trabajamos.

La crisis provocada por la COVID-19 nos ha llevado a adaptar los dos proyectos en ejecución en Guatemala para responder a las necesidades de la población con la que trabajamos.

A primeros de julio el virus había provocado más de mil fallecidos, pese a que el país ha tomado todas las medidas recomendadas para contenerlo: se declaró el estado de alarma, se suspendieron todas las actividades que propiciaran la aglomeración de personas, y se establecieron toques de queda así como restricciones de movilidad en los departamentos más afectados.

El cierre de los centros educativos supuso ciertos cambios en el proyectoFomento de la Calidad Educativa en 20 escuelas de primaria, rurales y públicas, del departamento de Quetzaltenango, desarrollado por FUNDAP con el apoyo financiero de la Generalitat Valenciana. Cuando el 16 de marzo se suspendieron las clases presenciales, el Ministerio de Educación puso en marcha programas para el aprendizaje en casa a través de la televisión pública, la radio y las redes sociales. Perose estima que más del 30% de la población estudiantil no cuenta con los medios necesarioso con conexión para acceder a las modalidades de educación a distancia, viéndose más afectadas las familias que viven en el área rural. La pandemia ha aumentando las desigualdades de acceso y calidad de la educación -que ya existían-, y además suma un nuevo reto:conseguir que todos los niños y niñas regresen a clasecuando estas se retomen, ya que existe un gran riesgo de que abandonen los estudios para contribuir a la economía familiar.

El plan de contingencia del proyecto ante esta crisis supone realizar acciones para minimizar las consecuencias causadas por la COVID, entre ellasprevenir la deserción y el abandono escolar, evitar el trabajo infantil y atender a las necesidades alimentariasde las familias más vulnerables. Durante los meses de mayo y junio se han realizado formaciones on-line para el personal directivo y docente de las veinte escuelas con las que trabajamos, fortaleciendo sus capacidades de liderazgo, gerenciales y de seguimiento. Además, desde el inicio de la emergencia, se realizaron distribuciones de alimentos entre las familias identificadas por la dirección de las escuelas.


Las maestras recorren kilómetros a pie para llegar a los hogares de su alumnado

Con el proyecto se está dando soporte a los docentes y a las familias para ayudar en el aprendizaje en casa y asegurar que los menores adquieran las competencias esperadas. Cabe destacar que durante el confinamiento las maestras recorren kilómetros para llegar personalmente a las casas de sus estudiantes,entregarles tareas y hacer un seguimiento de sus avances y dificultades. También se apoyará la campaña impulsada por el Ministerio de EducaciónFelices de volver a clases” para evitar el riesgo de la deserción escolar. Junto a ello, se promueven campañas de sensibilización sobre las medidas sanitarias y de higiene necesarias para evitar los contagios.

Otro proyecto ejecutado por FUNDAP que también se ha visto afectado tiene que ver precisamente con el sector de la salud, ya que mediante el mismo se realiza laformación de auxiliares de enfermería para mejorar el acceso sanitariode las poblaciones del área rural de Guatemala. Aunque el proyecto incide principalmente en el ámbito ginecológico, obstétrico y pediátrico; las formaciones han servido para incluir las medidas sanitarias de contención del coronavirus. Estas formaciones han pasado, además, de ser presenciales a ser virtuales.

En este crítico momento la cooperación internacional se vuelve más necesaria que nunca, ya que la pandemia es un problema global que necesita respuestas y soluciones globales. Sólo si no dejamos a nadie atrás, estaremos todas las personas a salvo.

Scroll to Top