Oxfam celebra la firma final del acuerdo entre el gobierno colombiano y las FARC

El gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo) han firmado el acuerdo final del proceso de paz que se ha venido desarrollando desde hace cuatro años en La Habana, Cuba. Este acuerdo marca el fin de las FARC como grupo guerrillero y abre el camino a la paz definitiva.

El gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo) han firmado el acuerdo final del proceso de paz que se ha venido desarrollando desde hace cuatro años en La Habana, Cuba. Este acuerdo marca el fin de las FARC como grupo guerrillero y abre el camino a la paz definitiva.

Este es sin duda un momento histórico de enorme importancia para Colombia y para toda América Latina. Oxfam como organización que lucha contra las desigualdades y por la defensa de los derechos humanos, celebra este acuerdo.

Muchos actores han contribuido a este logro: el papel de las organizaciones de mujeres en la Subcomisión de Género de la mesa de negociaciones y la participación de otros sectores de la sociedad civil colombiana han sido esenciales para alimentar el acuerdo conseguido.

Igualmente, el rol que han jugado Cuba, Chile, Venezuela y Noruega como países veedores y mediadores ha sido fundamental. El proceso de paz también ha sido acompañado en momentos clave por los países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y por la comunidad internacional en general.

Ahora el respaldo de la ciudadanía en Colombia será esencial para la refrendación del acuerdo: en los próximos días las colombianas y los colombianos serán llamados a votar en un plebiscito para respaldar o no el acuerdo alcanzado en La Habana. Confiamos en que la ciudadanía ejercerá su derecho al voto de manera informada y que así, ofrezcan el apoyo que necesita el acuerdo logrado entre el gobierno y las FARC.

Sabemos que para que la paz sea completa en Colombia, se requerirá de un proceso de negociación con el ELN -segundo grupo guerrillero aún activo-, y de medidas claras para finalizar con la existencia de grupos armados paramilitares o criminales que disputan el poder y los territorios en el país: a pesar de la firma de la paz con las FARC, persisten severas violaciones de derechos humanos contra líderes y lideresas, defensores y defensoras de la paz y los derechos humanos, en todo el territorio colombiano.

Oxfam en Colombia ha trabajado por 34 años, en asociación con comunidades de base, ONG y actores diversos, por una salida negociada al conflicto armado, para el respeto y promoción de los derechos humanos, para la construcción de la paz desde los territorios, y para combatir las desigualdades especialmente en los territorios más afectados por la guerra.

Por eso hoy celebramos junto con millones de víctimas, personas en el sector rural y en barrios populares, que las FARC han dejado las armas, y seguiremos trabajando para apoyar en la implementación del acuerdo.

Confiamos en que el proceso de consolidación de la paz se traduzca en un despliegue de medidas y de políticas que reduzcan las desigualdades en Colombia, país que ostenta uno de los peores índices de desigualdad de la región, de manera que se deslegitimen para siempre las causas que iniciaron este conflicto armado.

Avanzar hacia una paz sostenible en Colombia implicará reformas institucionales y estructurales que la hagan sostenible en el tiempo. Oxfam continuará trabajando en Colombia por la búsqueda de una paz completa, apoyando a las organizaciones de la sociedad civil colombiana.

Scroll to Top