Implantamos medidas en Senegal para mitigar los efectos de la COVID-19

Desde CERAI decidimos apoyar a las familias en el acceso a los medios básicos y en la realización de las labores de campo indispensables para el arranque de dicha campaña, que se desarrolla entre julio y octubre en Podor, Senegal.

Mujer Senegal
Una mujer del grupo de promoción femenina de Fondé Ass realiza tareas de mantenimiento del pimiento pequeño

La situación de crisis sanitaria que vivimos desde marzo de 2020 está generando situaciones de inseguridad alimentaria, especialmente en muchas de las zonas rurales donde trabaja CERAI. Es el caso de Podor, en Senegal, donde las medidas para frenar la pandemia han derivado en una disminución de los ingresos por la venta de hortalizas y en la escasez de granos y semillas para afrontar unos meses que de por sí ya suelen ser de carestía para las familias. Éstas han tenido que destinar todos sus recursos económicos a la compra de alimentos básicos y al pago de créditos de la campaña anterior, por lo cual no podían afrontar la puesta en marcha de la campaña agrícola de invierno (“hivernage”).

Ante esta situación, desde CERAI decidimos apoyar a las familias en el acceso a los medios básicos y en la realización de las labores de campo indispensables para el arranque de dicha campaña, que se desarrolla entre julio y octubre. Según los datos de la Union des Jeunes Agriculteurs de Koyli- Wirnde (UJAK), entidad socia local de CERAI, sin este apoyo la mayoría de estas familias no podrían entrar en la campaña de invierno o tendrían que reducir drásticamente sus objetivos, lo cual supondría una gran amenaza en términos de seguridad alimentaria.

La actuación se centra en dar apoyo para la preparación de las parcelas y de los sistemas de regadío, en una extensión de 18,41 hectáreas donde se cultivarán 20 variedades hortícolas.

Desde CERAI hemos provisto a las familias con 713,85 kg de semillas de hortalizas de ciclo corto que en 2 o 3 meses de cultivo, para la estación de lluvias, darán sus frutos. El colectivo destinatario de esta iniciativa son 4 grupos de promoción femenina, que aglutinan a 345 mujeres productoras, y a 10 explotaciones familiares, con los cuales trabajamos en el marco del proyecto “Promoción de un desarrollo agropecuario familiar sostenible gracias a una transición agroecológica en la comuna rural Guédé Village et de Guédé Chantier” (DAFASTA), que subvenciona el Govern de les Illes Balears.

Para llevar a cabo esta actuación de mitigación de los efectos de la COVID-19, CERAI solicitó a la Agencia de Cooperación balear una modificación de la subvención concedida, con el fin de poder destinar 2.500€ a estas medidas. Agradecemos al Govern de les Illes Balears que haya facilitado estas respuestas ágiles ante la situación generada por la pandemia.

Scroll to Top