Momento clave para la aprobación de la Ley de Cooperación

Luz verde del Congreso a la tramitación de enmiendas al Proyecto de Ley de Cooperación.

La mayoría de los grupos políticos valoran positivamente las enmiendas parciales presentadas por La Coordinadora que, en muchos casos, serán apoyadas a lo largo de la tramitación de la Ley.

Aún es necesario que se concrete la apuesta por un nuevo paradigma transformador orientado al desarrollo sostenible, la justicia global y los derechos humanos.

 

Se inicia un otoño clave para el proceso de construcción y aprobación de la Ley de Cooperación para el Desarrollo y la Solidaridad Global. El pasado día 14 de septiembre, el Proyecto de Ley pasó su primer trámite parlamentario, tras superar la enmienda a la totalidad de Vox con el rechazo de todos los grupos parlamentarios. Ahora se inicia el plazo de presentación de enmiendas, que finalizará -si no hay prórroga- a finales de septiembre. El debate y votación de esas enmiendas se realizará en el Pleno del Congreso y en la Comisión de Exteriores a lo largo del mes de octubre. Después pasará por el Senado para la inclusión de aportaciones o su aprobación final. Todo el proceso no debería extenderse más allá del mes de diciembre.

Un camino positivo que aún debe mejorar

A lo largo de todo el proceso, los grupos políticos han mostrado una buena disposición al diálogo y han apoyado los pasos que se iban dando. El Gobierno y el Ministerio de Asuntos Exteriores también han aportado de manera constructiva. El camino recorrido por esta Ley ha dado como resultado una propuesta que supone un gran avance. El reconocimiento de la importancia de la cooperación para avanzar en soluciones sostenibles globales es una de las piezas más destacadas.

A pesar de ello, aún es necesario que se concrete la apuesta por un nuevo paradigma transformador orientado al desarrollo sostenible, la justicia global y los derechos humanos. Tal como señalamos en la valoración sobre el Proyecto de Ley, “El momento actual exige una legislación que garantice el enfoque feminista y ecologista, que apueste por promover el espacio cívico y democrático y la cultura de paz, que refuerce su rol e impacto en la protección y promoción efectiva de los derechos de la infancia y adolescencia, que fomente una ciudadanía comprometida con sus barrios y con el planeta”.

Durante las próximas semanas seguiremos conversando con los grupos políticos y el Gobierno con el objetivo de garantizar esas mejoras. Confiamos que esta trayectoria pueda materializarse en un acuerdo amplio que asegure una Ley consistente a largo plazo.

Siguientes pasos

En coherencia con el proceso de la Ley y para facilitar su eficacia y desarrollo es fundamental que se garanticen ciertas cuestiones esenciales en este momento:

–  que se inicie cuanto antes el proceso de refuerzo institucional de la cooperación española (que ya se anuncia en la Ley) como los procesos de reforma de la AECID; la revisión del Estatuto de las Personas Cooperantes; el reglamento de subvenciones; la reestructuración de la cooperación financiera y su institucionalidad y la creación del Consejo Superior de Cooperación.

– que los presupuestos generales del Estado para 2023 estén en consonancia con el espíritu de esta Ley y den pasos avanzar hacia el 0,5% comprometido por los partidos de gobierno para el final de esta legislatura; y del 0,7% para 2030 (compromiso adquirido por España desde hace décadas).

Documentos de referencia

Un nuevo sistema de cooperación para transformar el mundo (Propuesta de La Coordinadora para la nueva Ley de Cooperación).

Una nueva Ley de Cooperación. Para promover la justicia global y de género, los derechos humanos, el desarrollo sostenible y la paz (Análisis del Proyecto de Ley)

Nuestro compromiso con el mundo debe ser cooperar. (Propuesta para los presupuestos generales del Estado 2023).

, ,

Ir arriba