La Compra Pública Ética: Cómo convertir las compras de las administraciones públicas en un acto de responsabilidad y de coherencia política

¿Qué es la Compra Pública Ética?, ¿Cómo lo puedo hacer?, recursos, organizaciones y ejemplos de buenas prácticas en administraciones públicas.

¿QUÉ ES LA COMPRA PÚBLICA ÉTICA?

La compra pública ética es una de las dimensiones de la compra pública sostenible o responsable: en la que además de valorar las ofertas según el precio o especificaciones técnicas, se tienen en cuenta otros criterios, como los ambientales y sociales, con el fin de contratar de la forma más respetuosa con el medio ambiente y promoviendo la inserción laboral, la igualdad de género y el comercio justo con países empobrecidos.

Compra verde o ecológica es la que incorpora requerimientos medioambientales, como la eficiencia energética, la agricultura ecológica, la minimización de emisiones, la reducción, reutilización y reciclaje de residuos, la conservación de bienes comunes, etc.

Compra o contratación social es la que considera aspectos relativos a la calidad del empleo, la perspectiva de género, la inserción laboral de personas con especiales problemas, como aquellas con diversidad funcional o en situaciones de exclusión social, etc.

La compra pública ética hace referencia a los contratos públicos que introducen criterios éticos relativos al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones de trabajo y salarios dignos, derechos laborales y sindicales, lucha contra el trabajo infantil e igualad de género, dando preferencia en sus compras a quienes apuestan por criterios o estándares más exigentes, como son los de Comercio Justo.

¿Por qué es importante insertar criterios éticos en las compras de la administración?

Las compras públicas representan un 19% del PIB de la UE. Cualquier cambio en los criterios de compra o selección de proveedores implica un fuerte impacto en volúmenes de compra y consecuentemente es una herramienta eficaz para lograr cambios en el sector empresarial.

  • Valor de la administración como referente : las Administraciones Públicas influyen de forma decisiva en la industria y la sociedad. La apuesta por un consumo más responsable puede animar a que las empresas adopten un mayor compromiso por la responsabilidad social y a los ciudadanos y ciudadanas a incorporar comportamientos más sostenibles en su vida diaria.
  • Búsqueda de una mayor coherencia : la CPE implica un esfuerzo de coherencia en las políticas públicas para alcanzar los objetivos y compromisos adquiridos en materia social.

Los criterios sociales y éticos hacen referencia a las siguientes cuestiones:

  1. Productos/proveedores que garanticen condiciones laborales dignas en toda la cadena de suministro y desempeño del servicio.
  2. Respeto a los Convenios Fundamentales de la Organización Iinternacional del Trabajo OIT .
  3. Productos/proveedores que garanticen el pago de un precio justo que cubra el coste de producción y permita unas condiciones de trabajo y de vida aceptables para los productores.
  4. Transparencia en cuanto al origen geográfico de los productos y a lo largo de la cadena de suministro.
  5. Apoyo a las iniciativas de Comercio Justo.

Buscamos incorporar alternativas de Comercio Justo en aquellos productos y servicios en los que existe oferta suficiente por parte de las organizaciones de Comercio Justo y una relación calidad-precio competitiva (ej. suministros de alimentos para consumo en oficinas, vending, cafeterías, comedores escolares o artículos de merchandising como camisetas, bolsas, gorras, cestas, balones y regalos de protocolo). En otros casos donde no existe alternativa de Comercio Justo (por ej. compra de ordenadores, aparatos de aire acondicionado, uniformes de trabajo, productos de limpieza, etc.) nuestro objetivo es que las empresas fabricantes y proveedoras garanticen que en la elaboración de dichos productos o desempeño del servicio se han cumplido unas condiciones laborales dignas .

La vicepresidenta del Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local. COSITAL Valencia habla de las cláusulas sociales en la contratación pública

Tríptico informativo

Información sobre Comercio Justo y Compra Pública Ética, organizaciones que ofrecen servicios y productos en la Comunitat Valenciana y buenas prácticas en entidades públicas y sociales.

Triptic en Valencià

Descarregar pdf

Tríptico en Castellano

Descargar PDF

CÓMO LO PUEDO HACER?

Para incorporar la Compra Pública Ética en la administración pública es conveniente hacer un análisis previo y plantearse la incorporación de manera gradual estableciendo prioridades y evaluando los avances. La organización Ideas recomienda seguir una serie de pasos a seguir a través de un plan de acción que fructifica en un proceso de contratación:

1. Selección de los grupos de productos a analizar

2. Identificación de todos los agentes implicados en la compra de los grupos de productos seleccionados

3. Identificación de los procesos de compra y contratación de los grupos de productos seleccionados

4. Identificación de obstáculos y oportunidades de la aplicación de la compra pública responsable en la compra y contratación de los grupos de productos seleccionados.

5. Elaboración de un plan de acción a tres niveles: corto, medio y largo plazo.

Marco Legal

El marco normativo actual permite e insta a la introduccción de criterios de sociales, ambientales, laborales y éticos en los contratos y compras de las administraciones públicas.

Ver legislación en la Comunitat Valenciana, España y directivas de la Unión Europea AQUÍ

Guías de Compra Pública Etica de la CVONGD



Guía práctica para incorporar la Compra Pública Ética en los Ayuntamientos. (PDF)

Guía de normativa y claúsulas contractuales éticas para las administraciones públicas. (PDF)

Otras guías de Compra Pública Etica

GUÍA PRÁCTICA PARA LA INCLUSIÓN DE CLÁUSULAS DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LA CONTRATACIÓN Y EN SUBVENCIONES DE LA GENERALITAT Y SU SECTOR PÚBLICO. La guía fue aprobada por Acuerdo del Consell de l a Generalitat Valenciana en fecha 4 de agosto de 2016.


EJEMPLOS DE BUENAS PRÁCTICAS EN ADMINISTRACIONES PÚBLICAS

Presentamos algunos ejemplos desde las administraciones públicas que incluyen compromisos institucionales, programas, licitaciones de contratación de servicios o suministros y compra directa de productos.

Compromisos institucionales municipales

SAGUNT: Acuerdo alcanzado el 25 de febrero de 2010, que incluye entre sus compromisos el trabajo con las organizaciones de Comercio Justo y el impulso de que el café que se consuma en el consistorio sea todo de Comercio Justo.

PUÇOL: mediante este acuerdo del 27 de septiembre de 2010, el Pleno Municipal se adhiere a la Declaración institucional a favor del Comercio Justo, e incluye junto a la introducción de los criterios sociales y ambientales en la CPE la colaboración con las organizaciones de Comercio Justo en la información y sensibilización sobre el Comercio Justo.

QUART DE POBLET: Acuerdo alcanzado el 29 de septiembre de 2015, que incluye un extenso argumentario sobre las razones para incluir la compra pública sostenible, el papel impulsor y supervisor de los consejos asesores municipales, y la intención de incorporarse a la Red de Ciudades por el Comercio Justo.

BURJASSOT: Acuerdo alcanzado por el Pleno municipal el 26 de abril de 2016, que establece que los criterios sociales y medioambientales que se introducirán en la contratación municipal supondrán, como mínimo, el 60% de la puntuación total de la valoración de la mejor oferta.

EL PUIG DE SANTA MARÍA: Acuerdo alcanzado en el Pleno por unanimidad el 28 de julio de 2016 por el que se aprueba la moción «Contratación pública ética y sostenible». Con ella, el Ayuntamiento se compromete a ofrecer un programa de formación y sensibilización para los trabajadores y trabajadoras municipales sobre la compra pública ética, social y medioambiental, y a incorporar cláusulas sociales a los procesos de contratación.

ALICANTE: Acuerdo alcanzado en el pleno municipal del 25 de mayo de 2017, que establece el compromiso con el Comercio Justo, el consumo responsable, además de desarrollar una política de Compra Pública Ética comprometiendose a incluir en las compras y contrataciones municipales, así como la solicitud a la Conselleria de Educación de quer promocione el Comercio Justo en la educación formal.

Ir arriba