Una app para conocer tu huella en armas según el banco con el que operas

La app, que es de uso libre y gratuito y puede descargarse en la web www.petjadaenarmes.org, se presentó en el Centro Cultural Octubre junto con una exposición

Este es el tercer año del aterrizaje de la campaña estatal en la Comunidad Valenciana, de la mano de Novessendes Fundació y Setem CV, con la que se busca concienciar a la ciudadanía sobre las finanzas éticas

¿Sabes cuál es tu huella en armas? Con este lema la campaña Banca Armada, representada por Novessendes Fundació y Setem CV en la Comunitat Valenciana, y financiada por al Generalitat Valenciana, lanzan la app www.petjadaenarmes.org con un fin didáctico y sensibilizador: que cualquier persona que tenga cuenta corriente o algún otro producto en un banco, pueda conocer si éste invierte el dinero que gestiona en la industria armamentística.

Entidades bancarias y armamento

Según la base de datos de la campaña Banca Armada, creada por el Centre Delàs d’Estudis per la Pau, los bancos españoles invirtieron entre 2015 y 2019 más de 11 mil millones de euros en empresas que fabrican armamento. Ello implica que buena parte del dinero que administran las entidades financieras (el que todos y todas sus clientes le facilitan al contratar alguno de sus servicios), se invierte en la industria armamentista. En ocasiones, muchas de estas provisiones se exportan, según este centro de investigación, a países involucrados en algún conflicto bélico.

La app se presenta en el marco de una jornada de 2 horas en el Centre de Cultura Contemporània Octubre, a la que acudieron la Consellera de Participació, Transparència, Cooperació i Qualitat Democràtica, Rosa Pérez Garijo y el Secretario Autonómico de Participación y Transparencia, Antoni Llorente Ferreres.

¿Qué información  se podrá conocer a través de esta app?

Antes que nada, cabe indicar que la interacción con la app es totalmente anónima, por lo cual las personas no deben ingresar su identidad para usarla. Luego de indicar el banco con el que tiene contratados servicios, la edad y su procedencia, las personas obtendrán información como:

  • La cantidad de dinero que su banco invierte en armamento
  • El tipo de armamento en el que invierten
  • El nombre de las empresas de fabricación militar y cantidad de dinero que ha invertido en cada una

“El objetivo principal de esta aplicación es dar a conocer la campaña banca armada a través de nuestros propios hábitos de consumo”, aseguran desde las ONG Novessendes y Setem. “Teniendo en cuenta que todas y todos consumimos servicios financieros y a menudo dependemos de los bancos, esta aplicación nos sirve como instrumento para trabajar de forma colectiva la coherencia financiera, es decir, que las entidades en que confiamos no inviertan nuestro dinero en fines tan poco éticos como el negocio de la guerra”, precisan.

La herramienta interactiva además de calcular la huella en arma de cada persona, mostrara cuál es la vinculación entre los bancos y la industria armamentista. “Se trata de una mirada crítica hacia nuestros hábitos de consumo que nos muestra el impacto que tienen, en este caso, en el fomento de la violencia y los conflictos armados”. De esta forma, las organizaciones que impulsan la campaña buscan, un año más y aprovechando las nuevas tecnologías, invitar a la ciudadanía a “pasar a la acción”. En otras palabras: “generar cambios en los hábitos de consumo y movilizar a más activistas”.

Presente pero invisible

El año pasado la campaña Banca Armada despertó el interés social y mediático a partir de la difusión de muppis callejeros, que ahora se presentan en formato expositivo itinerante, y la difusión de una cámara oculta. En este formato audiovisual, se invitaba a las personas transeúntes a donar un céntimo para fabricar balas que serían destinadas a países en guerra. Una metáfora de lo que muchos bancos realizan con el dinero que gestionan al invertir millones de euros en empresas de fabricación militar. Según el Centre Delás, una buena parte de este armamento se exporta a países involucrados en conflictos bélicos. Se trata, en definitiva, de incentivar a cada persona a reflexionar y decidir qué quiere que hagan con su dinero. 

 

 

 

 

,

Ir arriba