RÍO 2016 ¡NO PASES OLÍMPICAMENTE! ¡ACTÚA!

QUE LA VIOLENCIA POLICIAL NO SIGA BATIENDO RÉCORDS EN BRASIL

Fuente: Amnistía Internacional

RÍO 2016 ¡NO PASES OLÍMPICAMENTE! ¡ACTÚA!

QUE LA VIOLENCIA POLICIAL NO SIGA BATIENDO RÉCORDS EN BRASIL


El 17 de julio de 2014, Pedro Ivo, de 19 años, que vivía en la favela de Acari en Rio de Janeiro, se detuvo a hablar con su amigo Lucas, de 17 años. Policías militares empezaron a disparar y ambos fueron abatidos.

El 13 de febrero de 2015, en un incidente similar, Vitor Santiago Borges, no murió pero quedó parapléjico.

Quienes vivimos aquí, en las favelas, somos todos sospechosos. Eso no es justo. Le podía haber pasado a cualquiera. Pero me pasó a mí. Y me destrozaron la vida” (palabras de Vitor).

Historias como éstas se multiplican en Brasil, el país con mayor número de homicidios del mundo. Cuando en 2014 Brasil acogió el mundial de fútbol, 60.000 personas fueron víctimas de homicidio.

En las semanas previas y durante el transcurso del citado mundial de fútbol, las manifestaciones fueron reprimidas por la policía de forma violenta, utilizando gases lacrimógenos, granadas paralizantes, balas de goma e incluso armas de fuego.

La mayoría de estas víctimas eran varones jóvenes negros de las favelas.

La mayoría de estas muertes fueron causadas por las fuerzas de seguridad que se supone debían proteger a la población.

No queremos que esto se repita durante los JUEGOS OLÍMPICOS DE RÍO 2016. La población debe sentirse protegida por la policía, no amenazada.

Amnistía Internacional pide a la Comisión de Seguridad de los Juegos Olímpicos que garantice que en las operaciones de seguridad se incorpore el respeto a los derechos humanos de todas las personas.

Te invitamos a participar en esta petición, que puedes encontrar en la página de activismo de la organización ( www.actuaconanmistia.org).

Gracias por actuar.

——————————————————–

RÍO 2016 ¡NO PASSES OLÍMPICAMENT! ¡ACTÚA!

QUE LA VIOLÈNCIA POLICIAL NO CONTINUE SUPERANT RÉCORDS EN BRASIL


El 17 de juliol de 2014, Pedro Ivo de 19 anys, que vivia en la favela d'Acari en Rio de Janeiro, estava parlant amb el seua amic Lucas, de 17 anys. Policies militars començaren a disparar i tots dos foren abatuts.

El 13 de febrer de 2015, en un incident similar, Vitor Santiago Borges, no va morir, però va quedar paraplègic.

Els que vivim ací, a les faveles, tots som sospitosos. Això no és just. Li podia haver passat a qualsevol. Però em va passar a mi. I em destrossaren la vida (paraules de Vitor)

Històries com aquestes es multipliquen a Brasil, el país amb major nombre d'homicidis del món. Quan en 2014, Brasil va acollir el mundial de futbol, 60.000 persones van ser víctimes d'homicidi.

En les setmanes prèvies i en el transcurs de l'esmentat mundial de futbol, les manifestacions van ser reprimides per la policia de forma violenta, utilitzant gasos lacrimògens, granades paralitzants, bales de goma i fins i tot armes de foc.

La majoria d'aquestes víctimes eren homes joves negres de les faveles.

La majoria d'aquestes morts van ser causades per les forces de seguretat que, se suposa, haurien de protegir la població

No volem que això es torne a repetir durant els JOCS OLÍMPICS DE RÍO DE 2016. La població ha de sentir-se protegida per la policia, no amenaçada.

Amnistia Internacional demana a la Comissió de Seguretat dels Jocs Olímpcs que garantesca que en les operacions de seguretat s'incorpore el respecte als drets humans de totes les persones.

Et convidem a participar en aquesta petició, que pots trobar en la pàgina d'activisme de l'organització (www.actuaconanmistia.org).

Gràcies per actuar.

Ir arriba