Repudiamos la campaña de criminalización de Israel contra las ONG palestinas

La represión a las ONG palestinas se ha visto intensificada desde el inicio de este año.

En los últimos días se han producido más detenciones y allanamientos de oficinas.

La represión que ejerce el Estado de Israel forma parte de una estrategia global dirigida también contra las organizaciones internacionales de cooperación para el desarrollo y acción humanitaria que trabajan en Palestina.

Los derechos humanos de la población palestina deben plenamente ser garantizados. Israel debe cumplir las resoluciones de Naciones Unidas y poner fin a la ocupación del Territorio Ocupado Palestino.

 

Las acciones de acoso, desprestigio y criminalización que el Estado de Israel realiza contra las ONG palestinas se han intensificado a lo largo de este año. En los últimos días, nuevos episodios se han sumado a esta tendencia. El día 7 de julio, Shatha Odeh, directora de Health Work Committees (HWC) fue detenida. Ese mismo día, la sede de la Union of Agricultural Work Committees (UAWC) fue allanada y cerrada por seis meses.

Estos hechos son una pieza más de una persecución sostenida en el tiempo. Actualmente, HWC tiene cuatro trabajadoras detenidas en prisiones israelíes a espera de juicio, entre ellas, su directora Shatha Odeh –que además es presidenta de la Palestinian NGO Network (142 organizaciones)- y la cooperante española Juana Ruiz Sánchez. La oficina de esta ONG en Al Bireh ha sido asaltada varias veces por el ejército israelí y, desde el 9 de junio permanece cerrada por orden militar. Uno de los trabajadores de la UAWC también está detenido.

Las detenciones y el acoso demuestran la intención del Estado de Israel de acabar con el sector de la cooperación para el desarrollo y la acción humanitaria en Palestina. La represión busca criminalizar a las organizaciones que defienden los derechos humanos en el contexto de ocupación. Las detenciones y allanamientos de las oficinas de organizaciones de la sociedad civil palestina son un grave ataque a la Cuarta Convención de Ginebra y se califican de crimen de guerra bajo el Estatuto de Roma. Además, se producen en un contexto de violación continua y sistemática del Derecho Internacional Humanitario con la complicidad de la comunidad internacional.

Un cerco contra los derechos humanos

El objetivo final del Estado de Israel no es otro que debilitar a las organizaciones de la sociedad civil palestina, desalentar a los donantes internacionales y, en definitiva, evitar que cumplan su mandado humanitario y de defensa de los derechos humanos. Así lo denuncia un informe reciente de la Federación Internacional de Derechos Humanos. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos también ha condenado la gravedad de una situación que socava el trabajo en defensa de los derechos de la población palestina.

La situación de violación sistemática de derechos humanos a la que se ve sometida la población palestina es insostenible. La persecución de las organizaciones sociales palestinas y de ONG internacionales que les brindan apoyo es inaceptable. Rechazamos la criminalización, la persecución y judicialización de la cooperación internacional y la acción humanitaria en el Territorio Ocupado Palestino. La comunidad internacional debe asegurarse que el Estado de Israel garantiza los derechos de la población palestina.

Por ello,

  • Exigimos la plena garantía de los derechos humanos de la población palestina.
  • Condenamos la persecución y criminalización de las ONG palestinas.
  • Solicitamos a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y a las agencias autonómicas de cooperación un claro posicionamiento en defensa de los derechos de la población palestina y de las ONG que trabajan en la zona. Deben mantener su compromiso con el trabajo que se realiza para garantizar los derechos humanos.

Peticiones al Gobierno español:

  • Solicitamos al Gobierno español acciones contundentes frente a la criminalización de ONG palestinas e internacionales:
    • Condena y denuncia pública por parte del Ministerio de Asuntos exteriores de las acciones de persecución que se están realizando.
    • Promover declaraciones institucionales que exijan a Israel el cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas y el fin de la ocupación del Territorio Ocupado Palestino.
    • Exigir a representantes de asuntos exteriores europeos que denuncien la criminalización de las organizaciones sociales y humanitarias.
      Exigir una respuesta clara y pública de la Unión Europea contra la persecución del sector de la cooperación y la acción humanitaria en el Territorio Ocupado Palestino, a través de Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea, Sr. Josep Borrell.
    • Llamada a consultas a la embajadora de Israel en Madrid para que dé explicaciones de las acusaciones que se están vertiendo sobre Juana Ruiz y al sector de la cooperación y la acción humanitaria.

 

, ,

Ir arriba