Nepal: «La prioridad ahora es acceder a las poblaciones más aisladas»

Diez días después del terremoto, la situación tiende a normalizarse en Katmandú, a pesar de importantes daños muy localizados y campamentos dispersos por toda la capital. El colapso del aeropuerto está ralentizando la llegada de la asistencia a las zonas rurales más dañadas por el desastre. Acción contra el Hambre ha puesto en marcha una respuesta de emergencia en Sindhupalchok y Nuwakot, dos de los distritos más afectados

FUENTE: Acción contra el Hambre

IMAGEN: Reuters

La ayuda humanitaria enviada por Acción contra el Hambre, inmovilizada hasta el pasado fin de semana en el saturado aeropuerto de Katmandú, está permitiendo la intervención de sus equipos sobre el terreno en Sindhupalchok y Nuwakot. En ambos distritos, la gran mayoría de la población ha perdido su vivienda y sus reservas de alimentos, su principal fuente de suministro. Se teme que el rápido deterioro de las condiciones de vida afecte ya a miles de personas.

En Nuwakot, al noroeste de Katmandú, 140.000 personas se han visto afectadas por el terremoto y entre el 80 y el 90% de las casas se han derrumbado. Las evaluaciones de los equipos de Acción contra el Hambre muestran la escasez de reservas de alimentos disponibles y las necesidades de agua y de apoyo psicológico, tras el trauma sufrido durante los últimos días. Asimismo, se ha instalado una planta potabilizadora para proporcionar agua a 2.000 personas.

En Sindhupalchok, al este de la capital, donde se ha visto afectada la mitad de sus 300.000 habitantes, Acción contra el Hambre trabaja en estrecha coordinación con Médicos del Mundo y Solidarités International. “El 90% de los centros de salud del distrito han quedado arrasados y las necesidades nutricionales de los niños deben ser respondidas de inmediato, especialmente en Chautara donde el hospital se ha derrumbado por completo”, señala Yara Sfeir, nutricionista del equipo de emergencia de Acción contra el Hambre. Acción contra el Hambre, junto a Médicos del Mundo, ha puesto en funcionamiento una clínica móvil para paliar la falta de estructuras de salud y facilitar la detección, atención y tratamiento de los niños con desnutrición aguda severa. También se está trabajando en espacios de reposo para madres e hijos lactantes.

En Katmandú, duramente golpeada por el terremoto, los daños más importantes se localizan en determinadas zonas de la ciudad, más frágiles y antiguas. El despliegue de ayuda en la capital y el gran número de organizaciones humanitarias deben proporcionar una buena cobertura de las necesidades de la población. Cada vez más, la población se traslada a los campamentos de asentamiento. “No toda la gente que llega hasta aquí ha perdido su casa. Temen regresar y que se produzca otro terremoto», afirma Martin Rosselot, director país de Acción contra el Hambre en Nepal.

Los equipos de agua y saneamiento siguen de cerca la situación en los campos para prevenir y evitar cualquier deterioro. Al mismo tiempo, se ha comenzado a brindar apoyo psicológico en la maternidad de Thapathali a mujeres embarazadas y niños. Tras un evento de esta magnitud, la salud mental de los niños y sus padres es un elemento clave para el fortalecimiento de la resiliencia de la población.

Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional e independiente que combate la desnutrición infantil a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables. Intervenimos en más de 45 países apoyando a más de nueve millones de personas. Nuestra visión es un mundo sin desnutrición; nuestro primer objetivo, devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre.

Para colaborar:

Teléfono 900 100 822

Banco Santander ES57 0049 0001 59 2810090000

Bankia ES73 2038 5809 69 6000040336

La Caixa ES86 2100 2999 93 0200030018

Ir arriba