Lleva a cabo un proyecto en Bolivia para aumentar la seguridad y la calidad de las cosechas

Manos Unidas, con ayuda del IICCA, mejorará la calidad de vida de cuatro municipios en la zona del Valle Central de Tarija mediante mejores productos, un mercado social y el consumo responsable y sano

La zona del Valle Central de Tarija está formada por comunidades campesinas, posee suelos frágiles, con mucha erosión, y sufre las consecuencias de las sequías, afectando la falta de riego a un 60% de las cosechas y al 75% de las comunidades. Las lluvias llegan en períodos cada vez más cortos e intensos, por lo que se pierden rápidamente por las laderas y ríos. La escasez de agua acumulada para el riego es la causa principal del bajo rendimiento de los cultivos, las perdidas de muchos cultivos, del déficit alimentario y de la falta de recursos económicos de las familias, lo que obliga, dada la falta de trabajo en amplios períodos del año, a emigrar, sobre todo a los jóvenes.

Las familias de la Mancomunidad presentan un índice de desarrollo humano muy bajo en relación al índice nacional y departamental, este índice está altamente influido por el nivel de ingresos, los mismos que repercuten en la inseguridad alimentaria de las familias. Ante esta situación y tras el impacto positivo obtenido con anteriores intervenciones a más de 60 comunidades, el proyecto continuará aplicando y profundizará un modelo de desarrollo comunal, en el que se privilegia el manejo adecuado de los recursos naturales (suelo, agua y vegetación), la asistencia técnica y dotación de semillas para mejorar los rendimientos y la calidad de los productos, promoviendo la asociatividad de los actores, la mejora de la competitividad de los productos en los mercados locales y nacionales, la promoción de una producción limpia la promoción del consumo responsable, desarrollando un mercado social que favorezca e incremente el consumo de productos agroecológicos, privilegie el consumo responsable, sano y saludable.

Todas estas acciones están destinadas a mejorar los niveles de seguridad alimentaria y la generación de excedentes de manera sostenible en las familias que participen del proyecto. En este proyecto se apoyarán a 51 comunidades de los 4 municipios que integran la Mancomunidad, beneficiando a un total de 1.384 familias (6.920 personas) buscando contribuir a la preservación de los recursos naturales para su aprovechamiento racional y a fortalecer las capacidades productivas y comerciales de los campesinos.

El programa conseguirá por tanto, aumentar la seguridad en las cosechas a través de una mayor disponibilidad de agua para riego. Mejorará la escasa dieta alimentaria diversificando y optimizando la actividad agropecuaria, y se favorecerá el aumento del ingreso de los agricultores a través de la comercialización de sus productos. Al disponer de mayor capacidad de ingreso y ahorro familiar, disminuirá la emigración. La institución ejecutora del proyecto es IICCA (Instituto de Investigación y Capacitación Campesina) lleva años trabajando en la zona gracias al apoyo que Manos Unidas le ha brindado desde el año 1997. Para la ejecución de este programa se solicita a Manos Unidas apoyo para las construcción de nuevas infraestructuras, adquisición de equipos y apoyo al personal local, el IICCA aportará con gastos de personal y funcionamiento y los Gobiernos Municipales aportarán para la construcción y equipamiento.

Ir arriba