Líbano: Acción contra el Hambre pone en marcha una intervención para que los refugiados sirios puedan afrontar el invierno

La situación de los más de millón y medio de refugiados sirios en Líbano puede empeorar drásticamente con la llegada del invierno. Las tormentas e inundaciones del año pasado dejaron miles de hogares en condiciones impracticables

Este invierno será el cuarto que Abu Talal y su familia pasan en Líbano. Originario de la ciudad de Raqqa, en Siria, huyeron de la guerra en 2012 en busca de libertad y estabilidad, pero ahora cada vez se enfrentan a más dificultades y privaciones. «El año pasado, el invierno fue muy difícil, había tormentas de nieve, inundaciones y no teníamos combustible para la calefacción» explica Abu Talal. Para sostener las necesidades de la familia, él y su esposa han estado recogiendo toda la madera que han podido y almacenándola en bolsas pequeñas junto a su refugio. Sin embargo, muchos hogares no están tan preparados: «Muchas familias de refugiados sirios están en riesgo debido a la escasez de recursos y artículos del hogar que les ayudarían a hacer frente a las temperaturas extremas» declara Rui Oliveira, Director País de Acción contra el Hambre en Líbano.

Acción contra el Hambre ha llevado a cabo una «evaluación rápida para el invierno» en más de 370 hogares en diversos lugares del norte, centro y oeste del valle de Bekaa. «Esta evaluación nos da la oportunidad de obtener una imagen clara de las condiciones de vida en los campos y el nivel de preparación de los hogares para enfrentar el invierno que viene», explica Oliveira. El plan consiste en organizar distribuciones basadas en las necesidades de las familias: mantas, colchones, combustible, estufas, equipos de reparación de tiendas de campaña, kits de mitigación de inundaciones e incluso ropa, si fuese necesario.

«En años anteriores, el invierno ha causado centenares de víctimas, especialmente entre los menores de 2 años y personas mayores debido a la exposición a temperaturas extremas. Un número muy elevado de tiendas de campaña fueron dañadas por las inundaciones o la nieve, por lo que ahora nuestros equipos están investigando los riesgos y las necesidades de cada zona. Por ejemplo, la necesidad de defensa contra inundaciones en algunos lugares o la necesidad de la limpieza de las zonas de canalizaciones» apunta el Director País de Acción contra el Hambre en Líbano.

Anticipando las necesidades a través de ayuda en efectivo

El invierno es la peor época del año para los refugiados, no sólo por las condiciones climáticas sino también por la falta de empleo y fuentes de ingreso adicionales. Durante el invierno, muchos hogares se apoyan únicamente en la ayuda humanitaria, sobre todo ahora que la mayoría de ellos están endeudados.

Acción contra el Hambre lleva trabajando varios años con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y UNICEF en Líbano y distribuyendo dinero en efectivo para apoyar a decenas de miles de hogares en el país. La ayuda en efectivo se realiza a través de un sistema de tarjetas electrónicas. Este invierno, se enviará un nuevo PIN a numerosos beneficiarios, comenzando por un grupo de 330 familias, para que puedan conseguir una cantidad extra de dinero para cubrir gastos imprevistos.

Acción contra el Hambre, presente en Líbano desde 2006, proporciona asistencia a los refugiados sirios y a las comunidades libanesas afectadas. La organización es un actor principal en los sectores de seguridad alimentaria y medios de vida, agua, saneamiento e higiene y salud Mental.

Más información en accioncontraelhambre.org


Ir arriba