La independencia económica, clave para romper el círculo de la violencia de género

En el Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la Mujer, Fundación Taller de Solidaridad (TdS) pone el foco en uno de los tipos de agresión más ocultos y determinantes en la situación a la que se enfrentan millones de mujeres en el mundo: la violencia económica.

Más de veinte años de trabajo con y para la mujer en los seis continentes, con más de 350.000 personas beneficiadas, muestran un patrón común en los proyectos de TdS: la formación para el empleo y el autoempleo como base para conseguir la igualdad de género y acabar con la violencia.

Una de cada tres mujeres y niñas en el mundo sufre violencia de género desde muy joven, según la ONU. Una violencia con muchas aristas, algunas casi invisibles, aunque determinantes en la situación a la que se enfrentan más de setecientos millones de mujeres en el mundo. Física, sexual, psicológica, económica…diferentes caras de una misma moneda.

Una lacra social contra la que Fundación Taller de Solidaridad (TdS) lleva más de veinte años luchando desde un enfoque multidisciplinar en más de trescientos proyectos con el foco puesto en una de las violencias más latentes y a la vez invisibilizadas en los quince países en los que ha trabajado: la violencia económica y laboral.

Más de dos mil cuatrocientos millones de mujeres en edad de trabajar siguen sin tener igualdad de oportunidades económicas, y ciento setenta y ocho países continúan poniendo barreras legales que no les dejan participar plenamente en la economía, según un reciente estudio del Banco Mundial. El control del acceso de las mujeres a los recursos económicos y al trabajo les impide mantenerse a ellas y a sus hijos e hijas, y les genera una dependencia financiera de sus parejas que no les deja tomar las riendas de sus vidas y en muchas ocasiones escapar del círculo de abuso en el que están inmersas.

Un problema sistémico

La violencia económica hacia las mujeres es un problema sistémico, que atraviesa las esferas de lo público y de lo privado, y que condiciona la forma en la que las mujeres son y están en el mundo. Por eso en todos los proyectos de TdS se trabaja de una forma transversal la formación técnica, el fomento del empleo y el emprendimiento femenino como herramienta fundamental para romper la brecha de género, conseguir la igualdad y erradicar la violencia contra las mujeres.

“Para estas mujeres en situación de vulnerabilidad con las que trabajamos en nuestros proyectos, la independencia económica les ofrece seguridad en sí mismas, mejorando su autoestima y sus expectativas de vida. En muchos casos les permite reunir las fuerzas necesarias para salir del círculo de violencia intrafamiliar que sufren unas y de la falta de reconocimiento y dependencia de su pareja que padecen la mayoría, como nos reconocieron tímidamente las mujeres bolivianas que pude conocer este verano”, señala Estrella García Fernández, voluntaria del comité de Málaga de Taller de Solidaridad y este año, voluntaria internacional del programa Estrechando Lazos, con el que se ha acercado a la realidad de las mujeres de Bolivia a través del proyecto Lápices que escriben futuro y del programa de huertos orgánicos. “Un dato significativo es que, en Bolivia, las denuncias por violencia contra las mujeres se han incrementado en un 10% con respecto a 2021, siendo la violencia intrafamiliar la más prevalente”, señala Liliana Siles, coordinadora adjunta del proyecto.

Perú, España, Bolivia

Actualmente Taller de Solidaridad tiene en marcha tres proyectos destinados específicamente a mujeres víctimas de violencia de género, en los que se les ofrece apoyo psicológico, legal y formativo: Wasi Nazaret (Perú), Puntadas contra la violencia de género (España) y Empoderamiento de mujeres en situación de violencia (Bolivia). En ellos se trabajan aspectos como la autoestima, la comunicación asertiva, los derechos y obligaciones, la violencia, el liderazgo, la equidad y las nuevas masculinidades en el seno de la familia y las comunidades.

 “Promocionar la formación y el empleo es una labor fundamental para que muchas mujeres puedan realizarse y salir adelante. En los muchos años que he trabajado de forma directa con mujeres en situación de vulnerabilidad en países en desarrollo, he podido escuchar y compartir historias de cómo se veían atadas y chantajeadas por sus parejas y exparejas, no solo económicamente, sino también en el logro de sus metas y realización personal. Recuerdo el caso de una mujer joven, hija de una familia de artesanos, sus dos hermanos estudiaban con gran esfuerzo de la familia, pero ella, que también deseaba formarse, tenía que quedarse en casa atendiendo a sus hermanos porque ellos eran los que debían dedicarse a sus estudios. Son muchas las mujeres que ven postergados sus deseos de autorrealización e independencia económica y esas situaciones son las que a través de nuestro trabajo en Taller de Solidaridad intentamos transformar, con el apoyo de agencias de cooperación, socios y donantes privados. Cuando se termina un ciclo formativo y escuchas el testimonio de esas mujeres, ves su alegría por tener las herramientas que les ayudarán a ser libres e independientes, es imposible describirlo y no emocionarse”, comenta Melina Caballero, técnica de cooperación al desarrollo de Taller de Solidaridad.

Sensibilización

Además, desde TdS se llevan a cabo iniciativas de sensibilización y Educación para la Ciudadanía Global, como el portal Questiónate, con las que se pretende contribuir a formar una sociedad comprometida con la igualdad y la justicia social. Coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de violencia contra la Mujer, y gracias a la colaboración de la Junta de Castilla y León, se ha publicado un nuevo módulo en esta herramienta digital con el objetivo de que la juventud pueda reflexionar desde las aulas sobre los diferentes tipos de violencia que existen y cómo hacerles frente.

En su compromiso con una sociedad unida contra la violencia de género cero, Taller de Solidaridad seguirá trabajando desde la formación técnica, el fomento del empleo y el emprendimiento femenino en todos y cada uno de sus proyectos, porque la independencia económica de las mujeres es clave para luchar contra esta violación de los Derechos Humanos que sufren millones de mujeres en todo el mundo.

Conoce los proyectos de TdS

, ,

Ir arriba