Informe de actividades en Damasco Julio-Octubre 2015

Durante estos meses, la capital, Damasco, ha sido escenario de una serie de atentados continuados. La violencia no paró, al contrario, constantemente se produjeron ataques intermitentes, pero muy intensos. Paraban un poco para volver más tarde con más furia y así sucesivamente

Fuente: Jóvenes y Desarrollo

«En Siria últimamente, más en concreto durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, han tenido lugar unos grandes cambios a todos los niveles: económico y social, en temas referidos a la seguridad e incluso en los servicios.

Durante estos meses, la capital, Damasco, ha sido escenario de una serie de atentados continuados. La violencia no paró, al contrario, constantemente se produjeron ataques intermitentes, pero muy intensos. Paraban un poco para volver más tarde con más furia y así sucesivamente.

Seguridad

Esta situación continúa desde julio hasta ahora: morteros y misiles propulsados por cohetes siguen cayendo en varios barrios de la capital. Buscan las calles principales, en el centro de la ciudad, en los barrios y en las zonas rurales. No tienen un tiempo específico, atacan al azar y a menudo hieren a civiles.

También no se puede olvidar la intervención militar rusa que empezó recientemente en territorio sirio, donde no podemos determinar si es positivo o negativo, pero es el último cambio en la trayectoria de la crisis siria.

Económicamente

Los precios de los suministros básicos y necesarios para cada hogar se han disparado desorbitadamente, porque el dólar está más caro en comparación con la libra siria.

Y en contraste, los salarios no han aumentado con la reciente subida de precios del transporte y del combustible.

La situación se hace más insostenible cada vez, sobre todo después de la llegada del invierno, aumentando la necesidad de calefacción y alimentos para los hogares.

Esta es la última gran brecha entre el ingreso per cápita y el dinero de bolsillo, lo que lleva a la mala condición de vida de muchos; este problema ha existido desde el comienzo de la guerra en Siria, pero se ha incrementado en los últimos tiempos debido a la irracional y repentina subida del dólar.

Nivel de servicios

Los cortes de energía en la capital son frecuentes, hablar con todo el mundo no siempre es posible; durante el otoño han sido normales los cortes eléctricos.

El verano pasado fue muy duro, y este racionamiento eléctrico ocurría durante largas horas al día, sin tener en cuenta la región (sabiendo que la zona rural de Damasco es mayor que el centro de la ciudad).

Socialmente

El fenómeno de emigración de jóvenes no es nuevo, sino que se ha dado de manera significativa en los últimos años. Muchos jóvenes emigraron a Europa o a otros países, ya sea legal o ilegalmente; algunos viajaron a través del mar y algunos de ellos consiguieron becas, visados pero otros muchos emigraron de forma sistemática.

El principal motivo de emigración para los jóvenes (especialmente los de la edad requerida para el servicio militar) es el miedo a pasar un tiempo indefinido en este servicio obligatorio.

Otros motivos son la seguridad y la estabilidad, el estudio, y asegurar un mejor futuro.

Estas situaciones que hemos mencionado son todas aplicables a nuestros jóvenes en el centro de Don Bosco, en Damasco, y en todos los niveles.

A pesar de todas estas dificultades, nuestras actividades pastorales en el centro se han estado desarrollando durante todo ese período. En el mes de julio pasado las actividades de verano tuvieron su apogeo, y en términos del programa, la organización y las citas no difieren mucho respecto al año anterior. Se basó en un día a la semana para cada grupo reuniéndose todos y de todas las edades para asistir a la Eucaristía. Dado el gran número de niños y jóvenes se celebraron dos o tres misas, cada una para cada grupo de edad, porque la iglesia no tiene capacidad para todos.

El número de asistentes oscila entre 960 y 1000 niños y jóvenes durante el verano. Aunque separarlos en grupos tiene algunos aspectos negativos, los pros han sido más que los contras.

En agosto se detuvieron las actividades de verano programadas para comenzar campamentos para grupos, manteniendo las celebraciones litúrgicas y las reuniones de los grupos de fe y las actividades salesianas por la tarde en las fechas programadas.

Hubo tres campamentos para la educación preparatoria y secundaria en la casa de Don Bosco – Kafroun y para los universitarios en la casa salesiana de Nuestra Señora de la gloria – Maaret Sednaya.

En agosto, este verano fue una ocasión especial por la celebración del bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco.

Se llevó a cabo una gran celebración en nuestro centro que duró cuatro días, desde el 11 al 15 de agosto, con asistencia de nuestros jóvenes, nuestros hijos y nuestras familias y fue un entretenimiento verdaderamente significativo centrado en el objetivo y la idea de la espiritualidad de Don Bosco, contando con la presencia de un gran número de personas, que llenó todo el recinto a lo largo de esos días de gran fiesta.

El 16 de agosto, tuvo lugar la misa con gran participación de todos los padres y los niños, los jóvenes, las familias, los animadores, educadores, fraternidades y visitantes.

Septiembre fue un período de transición entre las actividades de verano e invierno también tuvo la presencia del Padre Simón Zakharian que fue nombrado director del centro Don Bosco – Damasco, sucediendo al Padre Alejandro León, quien fue destinado a realizar su misión salesiana en Belén, después de dedicar mucho trabajo al centro de Damasco durante 4 años.

También participó en septiembre un grupo de jóvenes del Centro Don Bosco -Damasco en el «confronto» -encuentro de jóvenes que se celebró en la casa de Don Bosco – Kafroun- reuniendo jóvenes de Don Bosco Siria, de Damasco, Alepo, Kafroun y 4 jóvenes de Qamishli.

La catequesis comenzó en octubre con un número de educadores numeroso y gran número de chicos exalumnos que se reúnen el viernes y sábado.

El oratorio y los grupos de fe siguen igual, con la misma frecuencia de sus reuniones, con la aparición de un grupo nuevo de la Hermandad de Don Bosco.

También el ejercicio y las actividades deportivas, las artes y el coro, tienen fechas y horario semanal fijo.

La catequesis y el oratorio y todas nuestras actividades para este invierno están organizadas en el contexto del Año de la Misericordia solicitado por Su Santidad el Papa Francisco, donde todas nuestras reuniones están directa o indirectamente vinculados con la misericordia.

Damos gracias al Señor por todas las gracias y el poder vivir la guerra con fe y sin desánimo, y permanecer al lado de los niños, los jóvenes y los padres en estas condiciones difíciles por las que pasa nuestra amada Siria».

En Siria últimamente, más en concreto durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, han tenido lugar unos grandes cambios a todos los niveles: económico y social, en temas referidos a la seguridad e incluso en los servicios.

 Durante estos meses, la capital, Damasco, ha sido escenario de una serie de atentados continuados. La violencia no paró, al contrario, constantemente se produjeron ataques intermitentes, pero muy intensos. Paraban un poco para volver  más tarde con más furia y así sucesivamente..

 Seguridad

Esta situación continúa desde julio hasta ahora: morteros y misiles propulsados por cohetes siguen cayendo en varios barrios de la capital. Buscan  las calles principales, en el centro de la ciudad, en los barrios y en las zonas rurales. No tienen un tiempo específico, atacan al azar y a menudo hieren a civiles.

 También no se puede olvidar la intervención militar rusa que empezó recientemente en territorio sirio, donde no podemos determinar si es positivo o negativo, pero es el último cambio en la trayectoria de la crisis siria.

Económicamente                 

 Los precios de los suministros básicos y necesarios para cada hogar se han disparado desorbitadamente, porque el dólar está más caro en comparación con la libra siria.

 Y en contraste, los salarios no han aumentado con la reciente subida  de precios del transporte  y del combustible.

 La situación se hace más insostenible cada vez, sobre todo después de la llegada del invierno, aumentando la necesidad de calefacción y alimentos para los hogares.

Esta es la última gran brecha entre el ingreso per cápita y el dinero de bolsillo, lo que lleva a la mala condición de vida de muchos; este problema ha existido desde el comienzo de la guerra en Siria, pero se ha incrementado en los últimos tiempos debido a la irracional y repentina  subida del dólar.

Nivel de servicios

Los cortes de energía en la capital son frecuentes, hablar con todo el mundo no siempre es posible; durante el otoño han sido normales los cortes eléctricos.

 El verano pasado fue muy duro, y este racionamiento eléctrico ocurría durante largas horas al día,  sin tener en cuenta  la región (sabiendo que la zona rural de Damasco es mayor que el centro de la ciudad).

Socialmente

El fenómeno de emigración de jóvenes no es nuevo, sino que se ha dado de manera significativa en los últimos años. Muchos jóvenes emigraron a Europa o a otros países, ya sea legal o ilegalmente; algunos viajaron a través del mar y algunos de ellos consiguieron becas, visados pero otros muchos emigraron de forma  sistemática.

El principal motivo de emigración para los jóvenes (especialmente los de la edad requerida para el servicio militar) es el miedo a pasar un tiempo indefinido en este servicio obligatorio.

 Otros motivos son la seguridad y la estabilidad, el estudio, y asegurar un mejor futuro.

Estas situaciones que hemos mencionado son todas aplicables a nuestros jóvenes en el centro de Don Bosco, en Damasco, y en todos los niveles.

A pesar de todas estas dificultades, nuestras actividades pastorales en el centro se han estado desarrollando durante todo ese período. En el mes de julio pasado las actividades de verano tuvieron su apogeo, y en términos del programa, la organización y las citas no difieren mucho respecto al año anterior. Se basó en un día a la semana para cada grupo reuniéndose todos y de todas las edades para asistir a la Eucaristía. Dado el gran número de niños y jóvenes se celebraron dos o tres misas, cada una para cada grupo de edad, porque la iglesia no tiene capacidad para todos.

El número de asistentes oscila entre 960 y 1000 niños y jóvenes durante el verano. Aunque separarlos en grupos tiene algunos aspectos negativos, los pros han sido más que los contras.

 En agosto se detuvieron las actividades de verano programadas para comenzar campamentos para grupos, manteniendo las celebraciones litúrgicas y las reuniones de los grupos de fe y las  actividades salesianas  por la tarde en las fechas programadas.

Hubo tres campamentos para la educación preparatoria y secundaria en la casa de Don Bosco – Kafroun y para los universitarios  en la casa salesiana de Nuestra Señora de la gloria – Maaret Sednaya.

En agosto, este verano fue una ocasión especial por la celebración del bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco.

Se llevó a cabo una gran celebración en nuestro centro que duró cuatro días, desde el 11 al 15 de agosto, con asistencia de nuestros jóvenes, nuestros hijos y nuestras familias y fue un entretenimiento verdaderamente significativo centrado en el objetivo y la idea de la espiritualidad de Don Bosco, contando con la presencia de un gran número de personas, que llenó todo el recinto a lo largo de esos días de gran fiesta.

El 16 de agosto, tuvo lugar la misa con  gran participación de todos los padres y los niños, los jóvenes, las familias, los animadores, educadores, fraternidades y visitantes.

Septiembre fue un período de transición entre las actividades de verano e invierno también tuvo la presencia del Padre Simón Zakharian que fue nombrado director del centro Don Bosco – Damasco, sucediendo al Padre Alejandro León, quien fue destinado a realizar su misión salesiana en  Belén,  después de dedicar mucho trabajo al centro de Damasco durante 4 años.

También participó en septiembre un grupo de jóvenes del Centro Don Bosco -Damasco en el «confronto» -encuentro de jóvenes que se celebró en la casa de Don Bosco – Kafroun-  reuniendo  jóvenes de Don Bosco Siria, de Damasco, Alepo, Kafroun y 4 jóvenes de Qamishli.

La catequesis comenzó en octubre con un número de educadores numeroso y gran número de chicos exalumnos que se reúnen el viernes y sábado.

El oratorio y los grupos de fe siguen igual, con la misma frecuencia de sus reuniones, con la aparición de un grupo nuevo de la Hermandad de Don Bosco.

También el ejercicio y las actividades deportivas, las artes y el coro, tienen fechas y horario semanal fijo.

La catequesis y el oratorio y todas nuestras actividades para este invierno están organizadas en el contexto del Año de la Misericordia solicitado por Su Santidad el Papa Francisco, donde todas nuestras reuniones están directa o indirectamente vinculados con la misericordia.

Damos gracias al Señor por todas las gracias y el poder vivir la guerra con fe y sin desánimo, y permanecer al lado de los niños, los jóvenes y los padres en estas condiciones difíciles por las que pasa nuestra amada Siria.

– See more at: http://www.jovenesydesarrollo.org/actualidad/informe-de-actividades-damasco-julio-octubre-2015#sthash.zWj1H961.dpuf

Ir arriba