Ha fallecido Jorge Hernández Esteruelas, presidente de CERAI en el período 2008-2010

Parece que en estos días se acumulan las malas noticias. Con gran pesar informamos de otra pérdida, la del que fuenuestro presidente entre 2008-2010 y tantos años miembro de la junta directiva, nuestro compañeroJorge Hernández.

Jorge llevaba ya varios meses luchando contra un cáncer, el mismo al que había vencido hace años, pero esta segunda batalla ya no la pudo superar. Falleció el jueves 30 de mayo en su casa, rodeado de su familia.

Jorge entró en 1996 en la junta directiva de CERAI, solo dos años después de su fundación. Fue impulsor además de CERAI en Aragón y presidente de la delegación durante varios años.

En la asamblea general de 2008 fue elegido presidente de CERAI, concluyendo su mandato en 2010, y continuó en la junta directiva nacional hasta el año pasado.

Jorge fue un pionero en la lucha por vincular el alimento y el desarrollo rural sostenible, un hombre de visión preclara, adelantado a su tiempo, consciente de la necesidad de construir alianzas entre lo urbano y lo rural, el sector agrario y rural con los consumidores, con los defensores del medio ambiente, de poner en común lo que nos une y nunca cesó en el intento continuo de crear espacios de cooperación.

Fue uno de los impulsores y activopromotor del movimiento SlowFood en nuestro país, y en 2008 fueuno de los promotores de la Mensa Civica, alianza europea por la defensa de la restauración colectiva y alimentación sostenible.

Profeta en su tierra, participó activamente en la lucha por unmercado agroecológico en Zaragoza que acercara a los productores y consumidores, luchó por lascomunidades rurales y de montaña, por el reconocimiento de su patrimonio humano, cultural y natural y contra su despoblación, promovió laalimentación como espacio de encuentro de culturas y personas, y en general, estuvo presente en casi todos aquellos frentes en los que se peleaba por una vida digna de las comunidades rurales y una alimentación sana, saludable y sostenible.

Se ha ido un hombre apasionado y tenaz, firme defensor de sus ideas, que ponía el alma y el corazón en todo lo que hacía.

Es mucho lo que nos deja Jorge.Con él aprendimos y crecimos como personas y como organización. Su visión nos iluminó sobre caminos a recorrer. Diversas organizaciones y proyectos en marcha le deben su nacimiento. Y CERAI, al que tanto esfuerzo dedicó a lo largo de más de 20 años, al que contribuyó decisivamente para ser lo que somos hoy, continúa la labor que el inició.

Enviamos un abrazo grande a su mujer, María, e hijos Guillermo y Paola, y a todos sus allegados y amigos.

Ir arriba