Farmamundi lidera un convenio para reducir la desnutrición infantil y maternal en Guatemala

Farmamundi lidera un ambicioso convenio para la mejora del estado nutricional de la población de tres municipios de la Mancuerna, Mancomunidad de Municipios de la Cuenca del Río Naranjo, en Guatemala, que se extenderá hasta 2019.

El programa se centra en implantar un plan de reducción de la desnutrición de menores de dos años y mujeres embarazadas, así como mejorar la salud y educación sexual y reproductiva en los adolescentes y adultos fértiles.

Más de 30.200 personas se beneficiarán del acuerdo que se realiza en consorcio con Mugarik Gabe, Arquitectos sin Fronteras y la ONG local Asociación de Servicios Comunitarios de Salud (ASECSA).

Farmamundi trabaja en Guatemala desde hace más de 15 años, priorizando la promoción de la salud sexual y reproductiva y el combate a la desnutrición infantil, a través de una perspectiva con enfoque de derechos de género y pertinencia cultural. Este convenio se centra en la mejora del estado nutricional de los municipios de Palestina de los Altos, San Juan Ostuncalco y San Martín Sacatepéquez, complementando anteriores acciones y esfuerzos institucionales y comunitarios.

El convenio beneficiará a más de 30.200 personas, de los que 16.321 son mujeres, 4.588 son menores de cinco años y 3.826 adolescentes, la mayoría de etnia maya Ma’m que vive principalmente en áreas rurales de gran deterioro ambiental y que padece sistemáticas vulneraciones de sus derechos económicos, sociales y culturales, acumulando graves limitaciones para el desarrollo.

Las propuestas corresponden a las prioridades identificadas por el Gobierno guatemalteco para avanzar en la reducción de la desnutrición. “Las acciones han sido diseñadas para combatir la desnutrición de niños menores de 2 años, y de las mujeres embarazas y/o lactantes. También la lucha contra el hambre y la pobreza extrema, la promoción de los derechos de las poblaciones indígenas y la equidad de género”, explica el responsable del Área de Proyectos de Farmamundi, Emilio Oriola.

La intervención en el país centroamericano se focaliza en cuatro pilares fundamentales:

  • Fortalecer la gobernanza local en materia de seguridad alimentaria y nutricional para favorecer su participación en las Comisiones Municipales de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN).
  • Promover cambios de comportamiento clave en la Seguridad Alimentaria y Nutricional de la población a partir de metodologías basadas en la comunicación para el desarrollo.
  • Fortalecer la salud materno-infantil con un enfoque de Derechos Humanos, género y pertinencia cultural. Se mejorarán las infraestructuras, equipamiento y abastecimiento de insumos de los establecimientos públicos de salud, fortaleciendo las capacidades tanto del personal del sistema público de salud, como de los Agentes Comunitarios de Salud.
  • Mejorar la ingesta de alimentos ricos en nutrientes y proteínas de niños menores de cinco años y mujeres en edad fértil, promoviendo la lactancia materna exclusiva de los menores de seis meses, y la introducción de la alimentación complementaria en los mayores de seis meses. También se incrementará la diversificación agrícola y pecuaria de las familias.
  • Impulsar la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN)

En los primeros tres meses de ejecución, los esfuerzos se han concentrado en la conformación del equipo técnico del Convenio, integrado por 12 personas, y en sentar las bases para el primer año de ejecución del Convenio. Así, se ha socializado la planificación definitiva del Convenio entre todos los actores involucrados (autoridades de los tres municipios, comunidades implicadas, instituciones locales, etc.), buscando fortalecer los espacios de coordinación y complementariedad.

Hasta el final del primer año de ejecución, se pondrá en marcha el trabajo de fortalecimiento de capacidades comunitarias para la gobernanza local en SAN; También “se iniciará el trabajo con las Subcomisiones de Comunicación de las Comisiones Municipales de SAN para poner en marcha la estrategia de comunicación para el cambio de comportamientos clave; se llevarán a cabo las obras de mejora del Centro de Atención Permanente de San Martín, el Centro de Salud de San Juan y el abastecimiento de insumos a Centros y Puestos de Salud; así como la estrategia de diversificación agropecuaria de las familias”, concluye Oriola.

Ir arriba