En los últimos seis años, el hambre extrema se ha multiplicado por más de dos en los 10 países más afectados por el cambio climático

Los beneficios obtenidos por las empresas de hidrocarburos en menos de 18 días bastarían para financiar la totalidad de los llamamientos humanitarios de Naciones Unidas en 2022.

Los 10 países más afectados por el cambio climático han sufrido un incremento del 123% del hambre severa en los últimos seis años, según un informe publicado hoy por Oxfam Intermón. Se trata de los países que han sumado un mayor número de llamamientos de emergencia de Naciones Unidas asociados a fenómenos meteorológicos extremos.

«El cambio climático ya no es una bomba de relojería: está explotando ante nuestros ojos”, dice Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional. “Está provocando que los fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías, los ciclones y las inundaciones – que se han multiplicado por cinco en los últimos cincuenta años – sean más frecuentes y letales.”

El informe – Hambre y calentamiento global– ha revelado que esos 10 puntos críticos – Somalia, Haití, Yibuti, Kenia, Níger, Afganistán, Guatemala, Madagascar, Burkina Faso y Zimbabue – han sufrido repetidamente los embates de los fenómenos meteorológicos extremos durante las últimas dos décadas. En la actualidad, 48 millones de personas se encuentran en situación de hambre severa en estos países, frente a los 21 millones de personas de 2016. De ellas, 18 millones están al borde de la hambruna.

«Para los millones de personas que ya han sido golpeadas por los continuos conflictos, el aumento de la desigualdad y las crisis económicas», explica Bucher, «la recurrencia de las crisis climáticas se está convirtiendo en el golpe de gracia. La oleada de desastres climáticos supera con creces la capacidad de las personas pobres para hacerles frente, sumiéndolas aún más en una situación de hambre extrema».

Algunos ejemplos:

· Somalia se enfrenta a la peor sequía registrada, y se prevé que la hambruna se manifieste en dos de los distritos del país, Baidoa y Burhakaba. Un millón de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a la sequía. El país ocupa el puesto 172 de 182 países clasificados según su preparación para hacer frente al cambio climático.

· En Kenia, la actual sequía se ha cobrado la vida de casi 2,5 millones de cabezas de ganado y ha hecho que 2,4 millones de personas estén pasando hambre, entre ellas cientos de miles de niños y niñas en situación de desnutrición aguda.

· En Níger, 2,6 millones de personas sufren hambre severa en este momento (lo cual supone un incremento del 767 % respecto a 2016). La producción de cereales se ha desplomado en casi un 40 %, ya que los fenómenos meteorológicos extremos, unidos a los incesantes conflictos, dificultan cada vez más las actividades agrícolas. Si el calentamiento global supera los 2°C, la producción de alimentos básicos como el mijo y el sorgo podría desplomarse hasta un 25 % más.

· Burkina Faso ha sufrido un alarmante incremento del hambre, que ha aumentado en un 1350% desde 2016, con más de 3,4 millones de personas en situación de hambre extrema en junio de 2022, a causa del conflicto armado y del agravamiento de la desertificación de las tierras de cultivo y pastoreo. Si el calentamiento global supera los 2ºC, la producción de cereales como el mijo y el sorgo podría reducirse entre un 15 % y un 25 %.

· En Guatemala, una grave sequía ha contribuido a la pérdida de casi el 80 % de la cosecha de maíz, y ha arrasado las plantaciones de café.

«Hemos pasado casi ocho días sin apenas comida», cuenta Mariana López, una madre que vive en la localidad de Naranjo, en el Corredor Seco de Guatemala. La sequía persistente la obligó a vender sus tierras.

Muestra de desigualdad

El hambre derivada de los efectos del cambio climático es una clara muestra de la desigualdad mundial. Los países menos responsables de la crisis climática son no solo los que están sufriendo más sus efectos, sino los menos preparados para hacerles frente. En conjunto, estos 10 puntos críticos del cambio climático generan tan solo el 0,13% de las emisiones mundiales de carbono, y todos ellos se encuentran entre el tercio de países menos preparados para hacer frente al cambio climático.

Por el contrario, los países industrializados y contaminantes como los del G20 – que controlan el 80 % de la economía – son responsables, en conjunto, de más de tres cuartas partes de las emisiones mundiales de carbono.

Beneficios de las empresas contaminantes

Las y los dirigentes de estos países siguen apoyando a las riquísimas empresas contaminantes que, en muchos casos, proporcionan un importante apoyo a sus campañas electorales. El promedio diario de los beneficios obtenidos por las empresas de hidrocarburos en los últimos cincuenta años asciende a 2.800 millones de dólares estadounidenses. Los beneficios obtenidos por estas empresas en menos de 18 días bastarían para financiar la totalidad de los llamamientos humanitarios de Naciones Unidas en 2022, cuyo coste asciente a 49.000 millones de dólares.

Son necesarios cambios significativos en las políticas a fin de hacer frente a la doble crisis del cambio climático y el hambre. Si no se adoptan medidas inmediatas y de alcance masivo, la creciente espiral de hambre no se detendrá.

En vísperas de las reuniones de la Asamblea General de las Naciones Unidas esta semana, y de la COP27 que se celebrará en noviembre, las y los líderes de los países ricos y contaminantes – especialmente – deben cumplir con sus compromisos de reducción de emisiones. Deben financiar las medidas de adaptación y las pérdidas y daños en los países de renta baja, además de inyectar de manera inmediata los fondos necesarios para financiar el llamamiento de las Naciones Unidas, a fin de dar una respuesta absolutamente vital en los países más afectados.

«No podemos solucionar la crisis climática sin corregir las desigualdades estructurales de nuestros sistemas alimentario y energético. Aumentar los impuestos de los más contaminantes podría cubrir fácilmente los costes. Tan solo el 1 % del promedio de beneficios anuales de las empresas de hidrocarburos generaría 10.000 millones de dólares, una cantidad que bastaría para cubrir la mayor parte del déficit del llamamiento global de seguridad alimentaria lanzado por las Naciones Unidas», dice Butcher.

Asimismo, la cancelación de la deuda puede contribuir a que los Gobiernos liberen recursos para invertir en la mitigación del cambio climático.

«Los países más ricos y contaminantes tienen la responsabilidad moral de compensar a los países de renta baja más afectados por el cambio cambio climático. No es caridad: es una obligación ética», afirma Bucher.

Notas:

· La Red de Información sobre Seguridad Alimentaria (FSIN, por sus siglas en inglés) comenzó a publicar sus Informes mundiales sobre las crisis alimentarias (GRFC, por sus siglas en inglés) en 2017. El número total de personas en situación de inseguridad alimentaria de nivel IPC3+ (según la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases, CIF por sus siglas en inglés) en esos diez países en 2016 (véase GRFC 2017, pág. 21) era de 21,3 millones, mientras que en 2021 (véase GRFC 2022, págs. 30 – 33) ascendía a 4,5 millones. Por lo tanto, el incremento porcentual es del 123 %.

· El cálculo de la cifra de personas en situación de hambruna en estos 10 países se basa en el número de personas con un nivel de inseguridad alimentaria IPC4 o superior en 2021, según el GRFC 2022, véase Understanding IPC classification

· Los 10 puntos críticos del cambio climático se han determinado a partir del análisis de los países que presentan un mayor número de llamamientos humanitarios relacionados con episodios meteorológicos extremos desde el año 2000 y en los que el cambio climático se considera uno de los «principales desencadenantes» de dichos llamamientos. Fuente: Informe de Oxfam Intermón “Pendiente de pago”, mayo de 2022.

· Estos diez países presentan el mayor número de llamamientos humanitarios relacionados con episodios meteorológicos extremos, siendo el cambio climático uno de los principales desencadenantes de dichos llamamientos, de acuerdo con la metodología detallada en la Nota Técnica de Oxfam Intermón (2022) UN Humanitarian Appeals linked to Extreme Weather, 2000-2021.

· El dato de que la cifra de desastres relacionados con el cambio climático se ha multiplicado por cinco es de la Organización Meteorológica Mundial: Atlas of Mortality and Economic Losses from Weather, Climate and Water Extremes (1970–2019) (WMO-No. 1267), Geneva.

· La suma de emisiones de carbono acumuladas de estos 10 puntos críticos del cambio climático en 2020 fue de 0,002219819 billones de toneladas, lo cual supone el 0,1308% de las emisiones mundiales (1,69 billón de toneladas de carbono) ese año. Fuente Our World in Data.

· La suma de emisiones de carbono acumuladas de los países del G20 ascendió a 1,299570755 billones de toneladas de carbono, lo cual supone el 76,60 % de las emisiones mundiales de carbono (1,696524177 billones de toneladas). Fuente Our World in Data.

· Estos 10 puntos críticos del cambio climático se sitúan en el rango del 34%, según los cálculos de los percentiles de las puntuaciones de la Iniciativa de Adaptación Global Notre Dame (ND-GAIN, siglas en inglés) sobre los diez puntos más afectados por el cambio climático. Las puntuaciones ND-GAIN de 2020 se han consultado en la página web de ND-GAIN.

· Para obtener el dato del promedio de beneficios diarios del sector de los hidrocarburos en los últimos cincuenta años (2800 millones de dólares), lo cual equivale a un promedio anual de 1,022 billones de dólares, hemos utilizado este artículo de The Guardian de 2022: Revealed: oil sector’s ‘staggering’ $3bn-a-day profits for last 50 years. Partiendo del promedio diario, hemos calculado que los beneficios de estas empresas en menos de 18 días permitirían financiar la totalidad de los llamamientos humanitarios de las Naciones Unidas en 2022, que ascienden a 48.820 millones de dólares. Hemos utilizado el promedio anual de 1 billón de dólares para calcular cuánto generaría un impuesto adicional de un 1 % sobre los beneficios del sector de los hidrocarburos (10.000 millones de dólares). The Guardian (2022). Revealed: oil sector’s ‘staggering’ $3bn-a-day profits for last 50 years.

· Los llamamientos humanitarios de las Naciones Unidas para 2022 pueden consultarse en la página web https://fts.unocha.org/appeals/overview/2022, visitada por última vez el 30 de agosto de 2022. El porcentaje del llamamiento destinado a la seguridad alimentaria asciende a 15.900 millones de dólares, de los cuales 10.400 millones estaban pendientes de financiar a fecha de 8 de septiembre de 2022.

Ir arriba