El verdadero valor del agua en comunidades rurales de Guatemala y Nicaragua

Celebramos el Día Mundial del agua, este 22 de marzo, apoyando la campaña de Naciones Unidas bajo el lema ‘La valoración del agua’ y tras cumplirse el primer aniversario desde que se iniciara la pandemia por COVID-19.

instalación de letrinas en guatemala por Farmamundi

Más que nunca, debemos reivindicar la importancia del acceso de la población a fuentes de agua segura, la gestión de un saneamiento ambiental y la sensibilización sobre buenas prácticas de higiene, como un correcto lavado de manos, fundamental para evitar muchas enfermedades. En Farmamundi, tenemos en marcha cinco proyectos con un destacado componente de agua y saneamiento, cuatro de ellos en Nicaragua y uno en Guatemala.

Saneamiento básico en comunidades indígenas de Guatemala

“El objetivo es asegurar la accesibilidad y disponibilidad de servicios de calidad de saneamiento en las comunidades. Para ello, se van a instalar 152 letrinas y 22 sumideros para la disposición de aguas grises, donde se cuenta con la participación activa de la población que contribuye a la instalación de las infraestructuras y adquieren mayores conocimientos sobre el manejo adecuado de los sistemas”, explica el director de proyectos de cooperación al desarrollo de Farmamundi, Emilio Oriola.

Estas acciones de mejora del saneamiento básico se llevan a cabo en cinco comunidades indígenas de Santa Lucia Utatlán (Departamento de Sololá), junto a la Asociación Servicios para el Desarrollo (SER) para mejorar la salud, especialmente de mujeres en edad reproductiva, niñas y niños menores de 5 años como grupos más vulnerables. que beneficia a 920 personas (53% mujeres), agrupadas en 174 unidades de convivencia.

Mejoras en cinco comunidades

Con esta iniciativa se busca mejorar las condiciones de saneamiento básico de cinco comunidades indígenas -mayoritariamente Maya K`iche`-, en total 920 personas (53% mujeres), para contribuir en la mejora de la salud de la población, con enfoque de género, medioambiental e intercultural, en el contexto de la pandemia COVID-19 donde las prácticas de higiene adquieren una mayor relevancia en la prevención de enfermedades.

También se va a fortalecer la gestión equitativa y sostenible de los sistemas de saneamiento a nivel comunitario y municipal, con la constitución de cuatro Organizaciones Gestoras donde participan mujeres y hombres con capacidad para la toma de decisiones en el mantenimiento de los sistemas de saneamiento instalados, así como la participación de las instituciones públicas implicadas.

Además, en este proyecto financiado por la Diputación General de Aragón se llevan a cabo actividades para mejorar los hábitos de salud e higiene en la población y escolares de las comunidades. “Es muy importante que las escuelas incorporen en la jornada educativa actividades preventivas sobre agua y saneamiento como fuente de salud, sobre todo ahora con la pandemia del Covid-19. El lavado de manos en fuentes de agua segura es esencial”, prosigue Oriola.

Acceso al agua potable en Kukra River, Nicaragua

En Nicaragua están en marcha cuatro proyectos de salud integral donde destacan las acciones para la mejora del acceso al agua potable segura y las condiciones de higiene y saneamiento ambiental en 15 comunidades del territorio de Kukra River, del municipio de Bluefields en la Costa Caribe Sur.

Para que mejoren sus prácticas para la protección medioambiental, la capacidad comunitaria y municipal para la gestión y mantenimiento de sistemas de agua y saneamiento. También para que la población se apropie del cambio de comportamiento con equidad, enfoque intergeneracional e intercultural.

Viviendas y comunidades saludables

“Junta a Acción Médica Cristiana estamos mejorando las condiciones de hábitat y saneamiento básico de las familias. Con una estrategia de “viviendas y comunidades saludables”, se fortalecen las organizaciones gestoras de agua para la incidencia, y se difunden prácticas deseables a menores, adolescentes y mujeres y hombres sobre el buen uso del agua” afirma Oriola, que concluye explicando que se están construyendo microsistemas de agua por gravedad, seis pozos comunitarios, la dotación a 400 familias de filtros domiciliares y cloro para la obtención de agua segura, así como campañas de limpieza y conservación de las fuentes de agua.

Más de 3.500 personas se benefician de estas acciones contempladas dentro del proyecto para la promoción del derecho a la salud en primera infancia atendiendo las necesidades nutricionales de niñas/os menores de cinco años y el acceso a servicios de salud materno infantil en comunidades nativas vulnerables del territorio de Kukra River, financiado por el Ajuntament de València. Los otros proyectos de agua segura en Nicaragua están apoyados también por la Xunta de Galicia y la Generalitat Valenciana.

, ,

Ir arriba