El director de Cáritas Senegal visita Valencia para encontrarse con las Cáritas parroquiales y con personas inmigrantes

Con motivo de la IV Jornada de Cáritas Parroquiales con el Sur

El pasado fin de semana ha tenido lugar en Valencia la IV Jornada de Cáritas parroquiales con el Sur, para profundizar en la Campaña “Una sola familia humana” por el derecho a la alimentación de todas las personas. La Jornada estaba destinada a las Cáritas parroquiales con un especial interés en la cooperación internacional y en ella participaron 65 personas de diferentes localidades de la diócesis de Valencia.


En esta ocasión, contamos con la presencia del P. Ambroise Tine, director de Cáritas Senegal, quien profundizó en los diferentes objetivos de la Campaña internacional de Cáritas. Así, nos habló de cómo la Iglesia siente el hambre de casi 1.000 millones de hermanos y hermanas como un escándalo en el que todos tenemos responsabilidad por formar parte de un sistema que provoca esta brecha en la humanidad. Hizo especial hincapié en las actividades de incidencia política para defender el derecho a la alimentación ante nuestros parlamentarios, recordándoles que tienen que tomar los derechos humanos como una prioridad en todas sus políticas. También se refirió a la importancia de los proyectos de desarrollo agrícola sostenible mediante la promoción de pequeñas granjas y huertos familiares, especialmente en la franja del Sahel, que sufre recurrentes sequías y conflictos.


En la segunda parte del encuentro compartimos la experiencia de un equipo que está iniciando un huerto ecológico cerca de Valencia; y finalmente, los asistentes trabajaron sobre sus propios compromisos, que visibilizaron en esta foto de familia con un cuenco lleno de semillas que recogían dichos compromisos para acabar con el hambre en el mundo.


Además, por la tarde, el P. Ambroise visitó la vivienda Siún, una de las destinadas por Cáritas a personas inmigrantes. Allí se celebró un encuentro con unas 30 personas, entre voluntariado, técnicos de Cáritas e inmigrantes alojados en las viviendas.

Ir arriba