«El cambio hacia la equidad en materia de salud es responsabilidad de hombres y mujeres»

Farmamundi, con el apoyo de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, lanza un spot que invita a profundizar sobre la desigualdad de género en el acceso a la atención sanitaria y a analizar las causas que provocan esta injusticia

En la tierra vivimos más de 3.500 millones de mujeres, la mitad de la población del mundo. No todas somos iguales. Vivimos en diferentes lugares, con creencias y condiciones de vida distintas, desde el trabajo, la familia o el ocio. Pero todas somos iguales en derechos. Entonces, ¿qué ocurre para que, en la práctica, esto no sea así?”. Así comienza el nuevo spot de animación realizado en Extremadura y que Farmamundi lanza hoy, invitando a profundizar en las causas que provocan la desigualdad de género en el acceso a la salud, y sensibilizar a la población para promover un cambio social hacia la equidad.

En el marco del proyecto de Educación para el Desarrollo “Esenciales para la Vida. Analizando el AME y el Derecho a la Salud con la visión y experiencia del Sur”, financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), Farmamundi difunde hoy “Mi derecho, mi salud”, un spot divulgativo que en pocos minutos, a base de dibujos y mediante una voz en off, aborda la desigualdad de género en el acceso a la salud. El vídeo, además, conduce hacía la microsite genero.esencialesparalavida.org, que trata de agrupar las causas que provocan esta injusta e innecesaria inequidad en la atención y la promoción de la salud.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos un 50% de las mujeres del mundo padecen hoy día un acceso diferente y desigual a los tratamientos primarios de salud. “En Farmamundi entendemos que la inequidad de género en salud hace referencia al contraste de la situación, cuidado y protección de la salud entre hombres y mujeres – acentuado para la mujer indígena, en situación de pobreza o de zonas rurales- diferencias que son innecesarias, evitables e injustas y que, por tanto no pueden perpetuarse”, comenta la responsable de Farmamundi Extremadura, Chelo Díez.

En este sentido, el vídeo, al igual que la herramienta online ya divulgada desde septiembre de 2015, profundiza en las causas y efectos de las carencias que mujeres y niñas tienen en cuanto al acceso a medicamentos o tratamientos concretos por el simple hecho de ser mujeres. “Aunque el género no debería ser una condición de exclusión sanitaria, de ninguna exclusión, en algunos lugares del mundo sí lo es, violando derechos humanos, integridad física y perpetuando la discriminación y el sistema patriarcal-machista. Todo ello, unido a la inexistencia de estrategias de género en la salud y a sistemas sanitarios deficientes, hace que la salud de mujeres y niñas sea precaria e ineficaz, provocando serios y graves problemas para las sociedades a las que nos referimos”, añade Chelo Díez.

“No culpabiliza, suma”

Durante poco más de dos minutos este spot pretende llegar, con un mensaje claro y directo, a la ciudadanía, considerando que cada persona tiene mucho que aportar a este proceso de cambio.“Creo que es un audiovisual que engancha porque no culpabiliza a nadie sino que suma, que integra a todos los actores de la sociedad que tenemos algo que decir y que hacer, para luchar por una sociedad más justa”, comenta Elizabeth Masero, de Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS) quien junto a Jorge Moraga, dibujante de Betún de Judea, han estado trabajando en colaboración con la ONG durante dos meses en la creación de este trabajo.

Desde la propia web http://genero.esencialesparalavida.org/ y el Facebook de la campaña Farmamundi invita a la ciudadanía en general a participar y compartir esta campaña, comentando, aportando o uniéndose en busca de soluciones globales, justas y efectivas.

VER SPOT ANIMADO EN https://www.youtube.com/watch?v=C37af6t7dRc

Ir arriba