Despierta al voluntario/a que llevas dentro

Hay dos tipos de personas. Aquellas que han realizado voluntariado alguna vez, o que más allá de la experiencia, lo han incorporado como forma de vida, y aquellas que no lo han hecho nunca.

Fuente: Jovesolides
Hay dos tipos de personas. Aquellas que han realizado voluntariado alguna vez, o que más allá de la experiencia, lo han incorporado como forma de vida, y aquellas que no lo han hecho nunca.

El informe de 2015 sobre el Estado del Voluntariado en el Mundo del Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas destaca que el voluntariado “puede contribuir a la lucha contra las desigualdades, y ampliar la capacidad de expresión y participación dando voz a quienes no la tienen, y movilizando a la ciudadanía y a las organizaciones de la sociedad civil.”

Dicho esto, si perteneces al segundo grupo, te ofrecemos unas razones muy convincentes para que comiences a actuar por la sociedad en la que vives. Toma nota.

  • La primera razón es esencial. Ayudar a los demás. Esto te convertirá en una persona más generosa y conectada con tu entorno. El voluntariado estimula el sentido crítico, y te transforma en un/una ciudadano/a con mayor compromiso con el desarrollo social.
  • Aprendes empatía. Sí, la empatía también puede desarrollarse. Eso de colocarse en los zapatos del otro ayuda a comprender la complejidad del mundo en el que vivimos, y a practicar la solidaridad desde la responsabilidad.

  • Reforzará tu autoestima. No solo porque te sientas bien actuando de forma altruista, sino porque las personas a las que ayudes muy posiblemente reconozcan tu esfuerzo. Y además tu aparente pequeña acción puede generar otras, y favorecer la reciprocidad. Y bueno, el océano está conformado a base de gotas, ¿no?

  • Aprendes muchas competencias que pueden ayudarte en tu ámbito profesional. Cada vez más empresas tienen en cuenta que las personas realicen un voluntariado en los procesos de selección.

  • Aumentas el número de personas con las que te relacionas. Amplías así tu red de contactos que seguro te beneficiará a nivel persona porque encontrarás personas con intereses comunes. Y también introduces en tu vida una importante dosis de diversidad, algo que hace que tu mundo se haga más grande.

  • Y por último, y no menos importante, con tu voluntariado mejoras el mundo en el que vives. Otro mundo es posible, y cuando eres voluntario/a eres más consciente de que no se trata de una utopía.

Desde Jovesolides fomentamos el compromiso y la solidaridad de los y las jóvenes hacia los pueblos y los grupos más desfavorecidos, creando programas de sensibilización, y sumándonos a campañas sociales ciudadanas.

¿Te incluyes?

¡Haz voluntariado!

Ir arriba