Declaración de Kairos Palestine ante el día Internacional de solidaridad con el pueblo palestino

«Hacemos una llamada al mundo para unirse a la lucha palestina por la justicia y la paz en solidaridad»

El pasado domingo 29 de noviembre 2015 fue el primer día de Adviento, así como el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino instaurado por las Naciones Unidas. A continuación se recoge la declaración presentada por Kairos Palestine:

Trágicamente en Palestina, este tiempo de Adviento comienza en un momento muy oscuro. En Belén, los enfrentamientos estallan casi a diario, las fuerzas israelíes han cerrado Hebrón por completo y los palestinos de Jerusalén se enfrentan a una nueva oleada de dura discriminación y demoliciones de viviendas. De hecho, en lugar de prepararse para la Navidad, los palestinos se están enfrentando a las secuelas de las últimas semanas.

Hacemos una llamada al mundo para unirse a la lucha palestina por la justicia y la paz en solidaridad con sus oraciones y vigilias y a encender una vela en memoria de las muchas personas que han perdido la vida, ya sea por los tiroteos, ataques o a través de los efectos mortales de los gases lacrimógenos. Juntos, podemos enviar un fuerte mensaje a la comunidad internacional para que cambie su actitud y, finalmente, abandone su doble moral en la lucha palestina por la justicia y la paz.

Desde mediados de septiembre, nos hemos enfrentado a una violencia masiva y abrumadora por parte de las fuerzas de ocupación israelíes y los colonos israelíes, que ha llevado a la muerte de al menos 94 palestinos en Cisjordania, Jerusalén y Gaza – más de 2.000 personas han recibido disparos con munición y con balas de metal revestidas de goma, según el Ministerio de Sanidad.

Estamos de luto por todas las víctimas inocentes de las últimas semanas. La resistencia es un derecho y un deber de los cristianos y de todos los palestinos. Apoyamos claramente este derecho a resistir la ocupación prolongada y las agresiones de los sucesivos gobiernos israelíes e instamos a una resistencia en la lógica del amor.

El Documento Kairos Palestina dice claramente que no se puede luchar contra el mal con el mal y se repite la llamada a respetar por fin el Derecho Internacional. Como Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon dijo durante el Día de la Solidaridad del año pasado: “El ciclo de la destrucción sin sentido debe terminar. El círculo virtuoso de la paz debe comenzar “.

Ellos dicen: “Paz, paz, cuando no hay paz” (Jeremías 06:14):

No habrá paz justa y sin un fin a la ocupación israelí.

No habrá paz justa si no se detiene la demolición de viviendas actualmente en curso.

No habrá paz justa y sin el fin del bloqueo de Gaza.

No habrá paz justa sin liberar a presos inocentes.

No habrá paz justa sin finalizar y condenar los asesinatos.

No habrá paz justa sin una vida digna para todas las personas.

El documento Kairos se basa en los valores más esenciales de la fe cristiana: la esperanza, fe y amor. Se dice en el documento: “En ausencia de toda esperanza, clamamos nuestro grito de esperanza. Creemos en Dios, bueno y justo. Creemos que la bondad de Dios finalmente triunfará sobre el mal del odio y la muerte que aún persisten en nuestra tierra. “(Capítulo 10)

La paz nunca se logró a través de más violencia. Nuestras oraciones están con las víctimas y sus familias y con todos los que promueven activamente la resistencia no violenta que ponga fin a la ocupación. Continuamos con la lucha por la justicia y la paz para todos los pueblos.

Ir arriba