CEAR reclama un corredor humanitario para las personas refugiadas de Afganistán

CEAR ha reclamado hoy a España que defienda y promueva en la UE la puesta en marcha de corredores humanitarios que faciliten la llegada y posterior acogida de las personas refugiadas obligadas a huir de Afganistán.

La situación de colapso humanitario que vive el país exige la adopción de medidas urgentes que garanticen los derechos y la protección de estas personas, especialmente la de algunos grupos de población que se encuentran gravemente amenazados, como las mujeres, niños y niñas, personas que han trabajado con actores internacionales o periodistas.

La organización ha abierto una campaña de firmas dirigida a organizaciones y colectivos en la que recuerda que las soluciones humanitarias de emergencia ante crisis de este tipo se han producido en varios momentos históricos relevantes, como ocurrió con la acogida de personas refugiadas indochinas en la década de los 80, de Bosnia Herzegovina en los años 90 o más recientemente con población refugiada siria desde Jordania. Por este motivo, CEAR considera que es un buen momento para que España lidere en Europa una respuesta que rescate sus valores fundacionales, estableciendo vías de acceso legales y seguras que permitan salvar miles de vidas.

“No podemos permitir que se repita lo ocurrido en el año 2015 cuando miles de personas murieron tratando de alcanzar Europa en busca de protección, principalmente por la guerra de Siria. Los países europeos, incluido España, deben facilitar vías de acceso seguras que salven vidas comprometiéndose a acoger a personas que se encuentran en esta grave situación”, reclama Estrella Galán, directora general de CEAR.

Llamamiento a la responsabilidad

CEAR hace un llamamiento al principio de solidaridad y responsabilidad compartida a los estados miembros de la UE y reclama a España que como primera medida promueva la activación de los citados corredores humanitarios desde Afganistán u otros países que permitan la salida ordenada y segura de personas refugiadas, y se garantice su posterior acogida y protección en países europeos. Para ello la organización precisa que es necesario otorgar visados de manera urgente, articulando una respuesta coordinada entre las embajadas, representaciones consulares y otros actores relevantes.

De forma complementaria, CEAR considera necesario que a nivel europeo y estatal se incrementen los compromisos de reasentamiento desde terceros países y la agilización de los procesos de reagrupación familiar. Además, exige que haya unos compromisos de reubicación con carácter obligatorio desde los principales países de entrada a Europa para que no tengan que asumir una vez más la práctica totalidad de la acogida y la suspensión de la aplicación de la declaración UE-Afganistán sobre retorno y readmisión.

Por último, la organización hace un llamamiento a todas las partes en conflicto y a los países limítrofes para que no cierren sus fronteras y no dificulten la salida de todas las personas que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad.

,

Ir arriba