Cadena Ser: Más indicios y arrepentimiento vacío en el Caso Blasco

La condenada Tina Sanjuan no reconoció ninguna irregularidad aunque se declaró «arrepentida» y se limitó a insistir en que no sabía nada, en la línea de quienes buscan un pacto para cerrar el caso en falso. En contraste, José Luis Castel, de la empresa evaluadora de los proyectos afirmó que recibió órdenes de otro de los condenados, Marc Llinares, ex-jefe de cooperación, para modificar las puntuaciones y favorecer unos proyectos frente a otros.

Fuente: Cadena Ser

Más indicios y arrepentimiento vacío

Mientras el titular de la empresa que seleccionaba proyectos afirmaba haber recibido indicaciones del entorno de Blasco para seleccionar determinados proyectos, la condenada Tina Sanjuan se limitó a insistir en que no sabía nada en la línea de quienes buscan un pacto para cerrar el caso en falso.

Contrastes en el Caso Blasco. El fin de semana les avanzábamos que la declaración de una de las condenadas, a petición propia, hizo pensar a la Campaña Justicia Caso Blasco, que podríamos estar ante una confesión. El tiempo pasado en prisión por la exsecretaria general de la conselleria y la proximidad del fin de la instrucción de una de las dos piezas pendientes de esa causa hizo pensar a esta acusación que tal vez Tina Sanjuan, ex secretaria general de la Conselleria, pudiera confesar. Pero nada más lejos de la realidad.

Carles Xavier López, portavoz de la campaña, ha mostrado en la Ser su desazón ante lo que parece confirmar una táctica para conseguir un pacto (es la intención del exconseller Blasco) y que todo el caso se cierre en falso. Tina Sanjuan no aportó nada. Se limitó a mostrar su arrepentimiento sin más.

JORNADA DE CONTRASTES

Lo que todavía da mayor importancia al testimonio de un testigo ayer: José Luis Castel, responsable de la empresa evaluadora de los proyectos de cooperación que afirmó sin ambages que él recibió órdenes de otro de los condenados, Marc Llinares, de aceptar tal proyecto en detrimento de otros constatando, una vez más, que el equipo de Blasco decidía a quien se le otorgaban los proyectos de forma absolutamente irregular.

Ir arriba