45 europarlamentarias y parlamentarios solicitan al presidente de Colombia la implementación de las medidas de género del Acuerdo de Paz

Las representantes políticas de tres grupos parlamentarios apoyan las demandas de las organizaciones de mujeres de Colombia para la construcción de una paz con perspectiva de género.

Las europarlamentarias y europarlamentarios suscriben una carta dirigida a Iván Duque, en la que piden garantías de prevención y protección para mujeres defensoras de los derechos humanos y la elaboración y aplicación de un Plan de Acción Nacional de Mujeres, Paz y Seguridad.

Cuarenta y cinco europarlamentarios y europarlamentarias de tres grupos – Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo (GUE/NGL), Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea y del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo- se dirigen al presidente de Colombia, Iván Duque, para solicitarle un mayor compromiso con la implementación integral del Acuerdo de Paz, específicamente de las medidas de género. También se pide su compromiso con las medidas de prevención y de protección integral, individual y colectiva para las mujeres y las organizaciones del país frente a todas las formas de violencia y discriminación; así como la elaboración y aplicación de un Plan de Acción Nacional relativo a la Resolución 1325 de Naciones Unidas.

La firma de la carta por parte de cuarenta y cinco representantes políticos constata el apoyo del Parlamento Europeo a la implementación del Acuerdo de Paz, que se ha plasmado en diferentes Resoluciones y acciones. Una de las más importantes fue la Resolución de 29 de abril de 2021, sobre el quinto aniversario del Acuerdo de Paz, en la que el Parlamento Europeo reafirmó la importancia del enfoque específico en materia de género del Acuerdo, llamando a integrar activamente este enfoque en todos los ámbitos.

Riesgos de las defensoras

Las asociaciones impulsoras de esta carta, integrantes del Programa de cooperación internacional al desarrollo Mujeres Construyendo en Paz[1] y OIDHACO[2], junto con los y las europarlamentarias firmantes remarcan la baja implementación de las 122 medidas de género establecidas en el Acuerdo de Paz, que se sitúa en un 20%. También resaltan la situación de riesgo de mujeres lideresas y defensoras de Derechos Humanos en el país y el aumento de los obstáculos en el acceso de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Recuerdan, además, que la violencia sexual ocurrida durante conflicto armado es considerada crimen de lesa humanidad, utilizada como estrategia de guerra por parte de todos los grupos armados, y resaltan la importancia del acceso a la justicia para las víctimas. Al respecto, Colombia no cuenta con un Plan de Acción Nacional que permita la adecuada y efectiva implementación de la Resolución 1325 de 2000 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Una resolución de la ONU que reconoce la importancia de la perspectiva de género como elemento esencial para la paz y la seguridad internacionales.

Violencia sistemática

La violencia sistemática ejercida contra las defensoras de derechos humanos es otro de los puntos claves de esta carta por su especial gravedad. Al respecto, el Parlamento Europeo expresó en su Resolución que deben hacerse avances en el Programa Integral de Garantías para las Mujeres Lideresas y Mujeres Defensoras de Derechos Humanos. Y dichos avances en materia de protección con enfoque de género no se han producido, al contrario, las propuestas actuales del Gobierno colombiano tienen un enfoque militar que desconoce el componente de la seguridad humana.

Así mismo, se resalta la importancia de la plena participación política de las mujeres en el mantenimiento y consolidación de la paz. Una participación que toma relevancia en un contexto electoral como el que vive Colombia, a un mes de las elecciones presidenciales. Se plantea como fundamental implementar estrategias y acciones específicas para garantizar la participación de las mujeres en las elecciones de las Circunscripciones Especiales Transitorias de Paz de manera urgente. Ya se mostró así en las elecciones legislativas de marzo, donde solo tres mujeres consiguieron un escaño o curul de los 16 extras concedidos a los territorios más afectados por el conflicto armado.


[1] El Programa de cooperación internacional al desarrollo Mujeres Construyendo en Paz, una alianza para la protección, participación política y acceso a la verdad y justicia en Colombia, es llevado a cabo por dos organizaciones de España (Movimiento por la Paz – MPDL– y Atelier ONGD) y otras tres organizaciones de Colombia (Sisma Mujer, Corporación Humanas y Red Nacional de Mujeres); con la cofinanciación de la Generalitat Valenciana.

[2] La Oficina Internacional de los Derechos Humanos – Acción Colombia (OIDHACO) es una red de incidencia con más de 35 miembros europeas e internacionales, con una representación en 11 países.

 

,

Ir arriba