Las ONGD pedimos a la Generalitat y a las Administraciones locales presupuestos que refuercen la cooperación ante la emergencia social global

La XXXVIII Asamblea General Ordinaria de la Coordinadora recuerda que las negociaciones presupuestarias en marcha deben proteger el tejido social, clave en la respuesta a la pandemia y en una reconstrucción que reduzca la creciente desigualdad.

La Asamblea aprueba la incorporación de seis entidades nuevas a la Coordinadora y refuerza la Junta Directiva con seis nuevos nombramientos.

Foto de Familia XXXVIII Asamblea General Ordinaria

Ante el inminente comienzo de las negociaciones sobre los presupuestos autonómicos, desde la Coordinadora Valenciana de ONGD hemos pedido este jueves en nuestra XXXVIII Asamblea General Ordinaria un refuerzo de la inversión de las políticas públicas de cooperación para hacer frente a la emergencia social global causada por la COVID-19, que está disparando la pobreza y la exclusión en todo el mundo.

“Las previsiones de la ONU dicen que el hambre extrema se duplicará este año a consecuencia del coronavirus hasta alcanzar los 265 millones de personas. Estamos viendo cómo aumenta vertiginosamente la desigualdad y la pobreza dentro y fuera de nuestras fronteras, sobre todo entre la infancia, las mujeres, y las personas que trabajan en los sectores más precarizados, justo las que han demostrado ser clave para nuestra supervivencia en los peores momentos de esta pandemia. Para frenar esta deriva terrible, es clave redoblar las inversiones en políticas sociales, incluidas las de cooperación”, explica la presidenta de la Coordinadora, Lourdes Mirón.

Las ONGD valencianas pedimos a todas las administraciones públicas que incrementen los presupuestos destinados a la cooperación, para poder hacer frente a esta crisis y avanzar en los compromisos adquiridos. Recordamos que todos los partidos que forman el gobierno del Botànic firmaron un acuerdo para dedicar a cooperación el 0,4 % del presupuesto al final de esta legislatura, y alcanzar el 0,7 % en 2030. Este compromiso también fue asumido por los partidos políticos de València y Alicante, y en el caso de Castelló el acuerdo firmado fue el de alcanzar el 0,5% de los presupuestos municipales consolidados.»

También reclamamos avances en la reforma de los instrumentos y procedimientos de gestión de la política de cooperación, tanto a nivel estatal como autonómico, para adecuarlos a la realidad de la cooperación internacional, y poder así responder con agilidad y flexibilidad a las situaciones complejas a las que tiene que hacer frente.

“La cooperación es imprescindible en estos momentos para plantar cara a una crisis que es global. Estamos viendo cómo el virus se hace fuerte en zonas empobrecidas y entre las poblaciones más excluidas. Si la respuesta no es social y económica, además de sanitaria, y si no es global, no acabaremos con esta pandemia. No es sólo cuestión de justicia elemental, es cuestión de supervivencia. Y esto está demostrando que todos estamos conectados”, añade Lourdes Mirón.

Las ONGD reiteramos el llamamiento a aprovechar esta crisis para transformar de raíz el modelo social y económico, priorizando de una vez por todas el cuidado de la vida por encima de la rentabilidad económica a corto plazo para unos pocos. Ante desafíos tan urgentes y crónicos como los que representan los conflictos armados, la pobreza, la desigualdad entre mujeres y hombres, el cambio climático, las migraciones y el racismo, es una urgencia ética transformar las reglas del juego.

Refuerzo de la Junta Directiva y más ONGD

Para poder afrontar todos los retos que hay por delante, la Asamblea de la Coordinadora Valenciana de ONGD ha reforzado la Junta Directiva con la incorporación de cinco nuevos vocales: Edgard Vega Vargas, del Centre Delàs d’Estudis per la Pau; Llanos Rodríguez Molina, de CIM Burkina; Julia Sanchís Sánchez, de Pau i Solidaritat; Esther Paulo Fuertes, de Fundació Novessendes, y María Ayuso González-Montagut, de CESAL. Se incorpora también a la Junta directiva Paloma Jimenez, de Solidaridad Internacional-PV, como representante de la Unidad Territorial de Alicante.

Además, la Asamblea ha aprobado la entrada en la Coordinadora de las ONGD Centre Delàs d’Estudis de Pau; Fundación Promoción Social, que desarrolla proyectos de cooperación en América Latina, África y Asia; SOS Odontología Social, que impulsa una clínica de odontología social en València además de proyectos de salud en Kenia y en campos de personas refugiadas en Grecia; Tierra de Esperanza, que lleva a cabo proyectos de desarrollo local y educación en Centroamérica; Asociación Intercultural Candombe, dedicada a la integración de colectivos migrados; y Rafiki África, ONGD centrada en proyectos de cooperación en Uganda.

Causan baja, por su parte, las ONGD Abay; AESCO: Federació d’Associacions de Solidaritat amb el Poble Saharaui-País Valenciá; Fiadelso; Intervención, Ayuda y Emergencia; y Plan Internacional. Así, la Coordinadora Valenciana se mantiene en 91 entidades miembros, lo que la sitúa como la tercera coordinadora autonómica de ONGD con más entidades asociadas.

Las ONGD que forman parte de la Coordinadora trabajan en 91 países empobrecidos en la defensa de los derechos humanos y la erradicación de las causas de la pobreza a nivel global, con proyectos en los que participan, en un 90% de los casos, mujeres, jóvenes e infancia. Más de 400.000 personas son socias de ONGD en la Comunitat Valenciana.

,

Ir arriba