Las ONGD alertan de que la política de cooperación del Ayuntamiento de Alicante se encuentra en estado crítico

La Coordinadora Valenciana de ONGD denuncia el incumplimiento del acuerdo firmado por los partidos el pasado año en plena campaña electoral, con presupuestos que en la práctica se han reducido a menos de la mitad por las cantidades dedicadas a pagos pendientes.

La realidad de un presupuesto a la baja se ve agravada por los problemas de gestión, la falta de personal y la reciente destitución de la jefa de servicio de Cooperación.

Concentración de las ONGD de Alicante en octubre de 2020 dentro de la campaña Pobresa Zero

La Unidad Territorial de Alicante de la Coordinadora Valenciana de ONGD ha emitido hoy un nuevo comunicado en el que alerta de que la política de cooperación del Ayuntamiento de Alicante se encuentra “en estado crítico” por el recorte encubierto en los presupuestos municipales en esta materia, los problemas de gestión, la falta de personal y la reciente destitución de la jefa de servicio de la Concejalía de Cooperación.

Las ONGD alicantinas denuncian el incumplimiento del acuerdo firmado en plena campaña electoral por el ahora alcalde Luis Barcala, en nombre del Partido Popular; Mari Carmen Sánchez, de Ciudadanos; Paco Sanguino, por el PSOE; Natxo Bellido, por Compromís; y Xavier López, por Unidas Podemos. En dicho acuerdo, se comprometían a dedicar en este año el 0,20% del presupuesto municipal a proyectos de lucha contra la pobreza en países en desarrollo

Sin embargo, la realidad es que los presupuestos en 2020 solo han llegado al 0,16% y la mitad de los mismos se han dedicado a abonar pagos que estaban pendientes de años anteriores, lo que supone un nuevo recorte encubierto. Sobre los presupuestos para 2021, ni las ONGD ni el Consejo Municipal de Cooperación han tenido noticia alguna.

“La ciudadanía nos sentimos engañada cuando los partidos firman una cosa en campaña electoral y luego hacen la contraria. Esas promesas vacías son una traición a la confianza del electorado. Hablamos de cantidades mínimas, apenas 423.000 euros de un presupuesto global de más de 265 millones que tenía el ayuntamiento para este año, y que encima ha sido recortado de facto a la mitad”, explica Paloma Jiménez, portavoz de la Coordinadora en Alicante.

Proyectos afectados

En total, estas maniobras presupuestarias han supuesto el recorte a menos de la mitad de los presupuestos que ya habían sido aprobados para trece proyectos de cooperación. Entre ellos, se incluyen acciones esenciales como el fortalecimiento de un hospital en la India frente al coronavirus, atención sanitaria básica y protección de mujeres frente a la violencia en Guatemala, mejora de la nutrición de comunidades empobrecidas en Senegal o apoyo a la educación de refugiados saharauis en Argelia.

“El recorte decidido por el Ayuntamiento que ya denunciamos cuando se presentaron los presupuestos en marzo, y esta forma de resolver sin consultar a nadie, dificulta enormemente la realización de estos proyectos en un momento en el que la situación en la que se encuentran las poblaciones más empobrecidas ha empeorado mucho por la pandemia de COVID-19. Se trata de ayudas insignificantes para la ciudad, pero que producen gran beneficio y son la expresión más auténtica de la solidaridad de la ciudadanía alicantina”, añade Paloma Jiménez.

Desde las ONGD leemos con mucha preocupación las noticias que de nuevo aparecen en los medios en el marco de la negociación de los presupuestos municipales para 2021, en las que partidas de políticas sociales básicas históricas y muy necesarias pueden estar sirviendo de moneda de cambio para aprobar los presupuestos, cuando hay acuerdos firmados en campaña electoral que los partidos deben cumplir.

Muchos de los países en los que trabajan las ONGD alicantinas están sufriendo gravemente el impacto del coronavirus que, en todo el mundo, está arrojando a la pobreza extrema a 115 millones de personas que no se entraban antes en esa situación crítica, según las últimas cifras del Banco Mundial. Además, en el caso de los países centroamericanos, el reciente paso de los huracanes Eta e Iota ha dejado a más de seis millones de personas damnificadas, que han perdido todo lo que tenían

Problemas de gestión

La Coordinadora lleva más de un año denunciando públicamente la falta de personal técnico suficiente, formado y estable del Ayuntamiento y su consecuencia de paralización de la gestión de la cooperación.

La situación se ha visto agravada primero por la contratación de una persona sin formación ni experiencia, y segundo por la destitución de la jefa de servicio del Área de Cooperación hace apenas unos días, en pleno cierre de los proyectos y con los presupuestos para 2021 pendientes de aprobación. Dicha destitución supone perder al único personal técnico especializado con el que contaba la concejalía para gestionar los presupuestos pendientes.

Las ONGD ven con “enorme preocupación» esta situación y piden a la concejala de Cooperación, María Conejero, que dé explicaciones sobre lo ocurrido con el personal del Área a los miembros del Consejo de Cooperación Internacional del Ayuntamiento.

Propuestas de mejora

La Coordinadora ha presentado al Ayuntamiento una serie de propuestas de mejora que pasan por aumentar el presupuesto de la convocatoria para no recortar los proyectos, de acuerdo con el compromiso firmado por los partidos durante la campaña electoral, y que establece el objetivo de alcanzar el 0,40 de los presupuestos municipales consolidados para el final de esta legislatura. Además, proponen eliminar el pago fraccionado de las ayudas para evitar el “baile presupuestario”.

 

Para más información y entrevistas:
Carmen Rodríguez, 645 994 756 comunicacion@cvongd.org

, , ,

Ir arriba