La CVONGD se solidariza y muestra sus condolencias a Médicos Sin Fronteras y a las familias de los trabajadores asesinados en el bombardeo de #Kunduz

La CVONGD se une a la condena de MSF en los términos más enérgicos posibles, del terrible bombardeo aéreo del hospital en Afganistán el sábado 3 de octubre que causó la muerte a 22 personas, doce miembros de la organización, 7 pacientes y 3 niños, además de 37 heridos.

La CVONGD se solidariza y muestra sus condolencias a Médicos Sin Fronteras y a las familias de los trabajadores asesinados en el bombardeo realizado por el ejercito de EEUU el pasado 3 de octubre al hospital de Kunduz en Afganistán que ha producido 22 muertos, entre ellas doce personas que formaban parte del personal de la organización y tres niños. La CVONGD nos sumamos a la condena de este aberrante ataque y a la petición de MSF de una investigación independiente para esclarecer los hechos y la total transparencia de las fuerzas de la Coalición.

————————————————

Mensaje de Médicos Sin Fronteras Comunitat Valenciana

Com ja sabeu, el nostre hospital a la ciutat de Kunduz ha estat bombardejat de manera continuada pels Estats Units. Com a conseqüència d'quest atac, han mort 12 membres del nostre personal i almenys 10 pacients –entre ells 3 xiquets -, i 37 persones més han resultat ferides.

Els bombardeigs continuaren durant 30 minuts, tot i que, dies abans havíem notificat les coordenades de l'hospital a totes les parts del conflicte, i que, en començar l’atac, tornarem a contactar per alertar del que estava passant.

El que ha ocorregut és un fet terrible i tots els que formem part de Metges Sense Fronteres ens sentim propers a les víctimes i a les seues famílies. Volem agrair les extraordinàries pmostres de suport rebudes durant eixos dies: les valorem enormement.

Des de Metges Sense Fronteres condemnem aquest atac aberrant, que constitueix una greu violació del Dret Internacional Humanitari. Ha estat un bombardeig precís i amb un objectiu clar: la unitat de cures intensives de l'hospital. En cas de demostrar-se que ha estat un atac deliberat, estaríem parlant d’un crim de guerra. Per això, exigim una investigació independent per a esclarir els fets, i la total transparència de la Coalició. Simplement no acceptem que aquesta horrible pèrdua de vides es qualifique de “danys col·laterals”.

Per aquest motiu, et demanem que des d’ara mostres la teua indignació i exigeixes amb nosaltres una investigació completa, transparent i independent: ajuda'ns a les xarxes socials amb les etiquetes: #independentinvestigation, #Kunduz i #MSF.

Moltes gràcies!

MSF Comunitat Valenciana


Reproducimos la noticia de Médicos Sin Fronteras:

https://www.cvongd.org/ficheros/comunicados/image-5214.jpg

Tres trabajadores de MSF entre los 16 civiles asesinados en el hospital de Boguila

El pasado sábado por la tarde, 16 civiles desarmados, incluyendo tres trabajadores centroafricanos de Médicos Sin Fronteras (MSF), fueron asesinados en el asalto al hospital que gestiona la organización humanitaria en la ciudad de Boguila, en el norte de la República Centroafricana (RCA).

MSF condena enérgicamente el asesinato de civiles desarmados en un lugar que estaba claramente identificado como estructura de la organización y sin que existiera ningún tipo de provocación previa. “Estamos absolutamente impactados y afligidos ante la brutal violencia que se ha ejercido el pasado sábado contra nuestro personal y contra decenas de miembros de la comunidad local”, explica Stefano Argenziano, coordinador general de MSF en la RCA. “Estamos trabajando para tratar a todos los heridos y estamos llevando a cabo todos los esfuerzos posibles en mantener informados en todo momento a los miembros de sus familias y a la comunidad sobre el estado de sus familiares y amigos. En estos momentos, nuestros esfuerzos están también centrados en mantener la seguridad de nuestros pacientes, del hospital y de nuestros trabajadores”.

“Este inadmisible ataque nos fuerza a retirar a varios miembros clave de nuestro personal y a suspender actividades en Boguila. MSF mantiene su compromiso de asistir a la población de la zona, pero este tipo de actos criminales y premeditados suponen una seria amenaza a la capacidad de la organización para prestar ayuda a la población. Tenemos que pensar también en la seguridad de nuestros trabajadores”, comenta Argenziano. “Debido a las consecuencias de este brutal ataque, nos vemos obligados también a replantearnos si es posible continuar nuestras operaciones en otras zonas del país”.

Varios hombres armados de la exSeleka rodearon los terrenos del hospital de Boguila e irrumpieron en una reunión que había organizado el personal de MSF con 40 líderes locales, y en la que se hablaba sobre el acceso a la salud y a la atención médica en la zona.

Al mismo tiempo que alguno de estos hombres entraba disparando tiros al aire en las oficinas de MSF para hacerse con dinero y equipamiento, otros hombres se dirigieron al lugar donde se estaba produciendo la reunión. Sin que mediara ningún tipo de provocación previa, comenzaron a disparar indiscriminadamente hacia la multitud, provocando múltiples víctimas y dejando varios heridos en una situación crítica.

MSF es la única organización humanitaria internacional que trabaja sobre el terreno en Boguila, donde presta asistencia a una población cada vez más expuesta a mortales e indiscriminados ataques por parte de los grupos armados que operan en el área. Los hechos ocurridos el pasado sábado constituyen un inaceptable ataque no solamente a los civiles, sino también a la capacidad de proporcionar asistencia médica y humanitaria a la población.

Fuente: Médicos Sin Fronteras

Doce miembros del personal y al menos siete pacientes, entre ellos tres niños, murieron y otras 37 personas resultaron heridas, 19 de ellas miembros del personal. Este ataque constituye una grave violación del Derecho Internacional Humanitario.

Todos los indicios apuntan actualmente a que el bombardeo fue llevado a cabo por las fuerzas de la Coalición internacional. MSF exige una explicación completa y transparente de la Coalición en relación con sus actividades de bombardeo aéreo en Kunduz el sábado por la mañana. MSF también pide una investigación independiente sobre el ataque para asegurar la máxima transparencia y exige responsabilidades.

«Este ataque es aberrante y una grave violación del Derecho Internacional Humanitario», afirma Meinie Nicolai, presidenta de MSF. «Exigimos la total transparencia de las fuerzas de la Coalición. No podemos aceptar que esta horrible pérdida de vidas simplemente se califique como 'daños colaterales' «.

De las 2:08 AM hasta las 03:15 AM, hora local de hoy, el Centro de Trauma de MSF en Kunduz fue golpeado por una serie de bombardeos aéreos, en incursiones a intervalos de aproximadamente 15 minutos. El edificio principal del hospital, que alberga la unidad de cuidados intensivos, las salas de emergencia y la sala de fisioterapia, fue golpeado repetidamente con mucha precisión durante cada incursión aérea, mientras que los edificios circundantes quedaron en su mayoría sin afectaciones.

«Las bombas cayeron y luego escuchamos al avión volando en círculos», dijo Hernán Nagarathnam, Jefe de Programas de MSF en el norte de Afganistán. «Hubo una pausa, y luego cayeron más bombas. Esto sucedió una y otra vez. Cuando logré salir fuera de la oficina, el edificio principal del hospital estaba envuelto en llamas. Aquellas personas que pudieron habían sido trasladadas rápidamente a dos bunkers del edificio, en busca de seguridad. Pero los pacientes que no pudieron escapar resultaron quemados vivos mientras yacían en sus camas «.

El atentado tuvo lugar a pesar de que MSF había proporcionado las coordenadas GPS del Centro de Trauma a la Coalición y a los funcionarios militares y civiles afganos en fecha tan reciente como el martes 29 de septiembre, para evitar que el hospital fuese atacado. Como es práctica habitual de MSF en las zonas de conflicto, MSF había comunicado la ubicación exacta del hospital a todas las partes en el conflicto.

A raíz del ataque, el equipo de MSF trató desesperadamente de salvar las vidas de sus colegas heridos y pacientes y se creó un quirófano improvisado en una habitación en buen estado. Algunos de los pacientes más gravemente heridos fueron trasladados a un hospital de Puli Khumri, a dos horas en coche.

«Además de la muerte de nuestros colegas y pacientes, este ataque ha cortado el acceso a la atención traumatológica urgente para la población en Kunduz en momentos en que sus servicios son muy necesarios», dijo Nicolai. «Una vez más, hacemos un llamamiento a todas las partes en conflicto a respetar a los civiles, centros de salud y al personal médico, de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario».

Desde que los combates estallaron el lunes, MSF había tratado a 394 heridos. En el momento del ataque aéreo había 105 pacientes y sus cuidadores en el hospital, junto a más de 80 trabajadores internacionales y nacionales de MSF.

MSF expresa su más sentido pésame a los familiares y amigos de los miembros de su personal y de los pacientes que han perdido trágicamente la vida en este ataque.

Este hospital de MSF es la única estructura médica con servicios de traumatología y cirugía en toda la región del noreste de Afganistán, y proporciona atención gratuita que salva vidas. Los equipos de MSF tratan a todas las personas de acuerdo a sus necesidades médicas y no hacen distinciones basadas en el origen étnico, las creencias religiosas o la afiliación política de los pacientes.

Ir arriba