València alza la voz contra los paraísos fiscales

La Campanya per una Justícia Fiscal reclama al gobierno español y a la Unión Europea que dispongan acciones eficaces encaminadas a la erradicación de los paraísos fiscales.

El acto central de la Campaña, con el lema “La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”, tuvo lugar este lunes en València, ante la Delegación de Hacienda.

Isabel Barrajón durante el acto de la campaña por una justicia fiscal. Foto Ana Enguídanos.

La Campanya per una Justícia Fiscal de la Comunidad Valenciana alzó su voz este lunes, día 4 de abril, frente a la Delegación de Hacienda, en la plaza del Ayuntamiento de València para reclamar al gobierno de España y también a la UE que lleven a cabo acciones eficaces y efectivas para conseguir la erradicación de los paraísos fiscales.

Bajo lemas como “Reforma fiscal, que no sea un libro en blanco”, “Fuera paraísos fiscales” o “Sin justicia fiscal no hay justicia social”, las organizaciones, movimientos sociales y sindicatos que forman parte de esta campaña se han concentrado por sexto año consecutivo para denunciar y reclamar la erradicación de los paraísos fiscales, así como acciones concretas que promuevan la justicia fiscal.

Durante el acto, que contó con la presencia de representantes políticos como el Secretario Autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, el Director General de Tributos, Rafael Beneyto; del Ayuntamiento de València la Concejala de Igualdad, Lucía Beamud y Concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, se dio lectura al manifiesto por parte de Cristina Durán, Premio Nacional del Comic y de Adolf Beltrán, Director del Diario.es CV. El texto fue entregado a la Delegación de Hacienda para que pueda llegar así hasta el Ministerio de Hacienda.

“La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”

El lema de este año, “La reforma tributaria: Que no sea un libro en blanco”, hace alusión a la demanda al gobierno español para que cumpla su compromiso de afrontar una reforma tributaria de calado que sirva para modernizar y consolidar nuestro sistema tributario, aumentando su suficiencia y progresividad, que lo dote de medidas efectivas para mejorar su capacidad recaudatoria y redistributiva, así como para evitar y combatir el fraude, la evasión y la elusión fiscal. “Ahora le corresponde al Gobierno «avanzar hacia un sistema tributario más justo y progresivo para tener un Estado del Bienestar fuerte», agregan.

Denuncian cifras, que consideran vergonzosas, como que los paraísos fiscales cuesten a los gobiernos de todo el mundo 427.000 millones de dólares cada año, que la riqueza oculta de las grandes fortunas españolas supera el 10% del PIB, que los 36 principales bancos europeos registren el 14% de sus beneficios en paraísos fiscales y que cerca de 20.000 millones de euros se ubiquen en paraísos fiscales.

Lamentan que, mientras no se demuestre una voluntad política férrea, los paraísos fiscales continuarán debilitando la posibilidad de los estados de invertir en un modelo de sanidad pública y universal de calidad y en políticas públicas que garanticen los derechos fundamentales de la ciudadanía. Y critican que la Unión Europea siga dejando fuera de su lista negra a los paraísos fiscales de dentro de la UE tales como Chipre, Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos.

Por todo ello reclaman al Gobierno de España y a la UE una serie de medidas que incluyen acciones como restringir las bonificaciones y exenciones fiscales, actualizar la lista negra española de paraísos fiscales, crear un registro público en España que alcance a los propietarios reales, finales y efectivos de todas las sociedades pantalla y cuentas bancarias, impulsar la contratación pública fiscalmente responsable con la iniciativa de  “Zonas Libres de Paraísos Fiscales”, así como, a nivel europeo; la inclusión automática en la lista negra de las jurisdicciones con impuestos corporativos nulos o muy bajos o adoptar sanciones para los países de la UE que mantengan mecanismos de competencia fiscal desleal.

Un acto que llega, con la crisis por la guerra de Ucrania como telón de fondo, la cual agrava, todavía más, “la actual situación de precariedad cuando todavía estamos en el proceso de reconstrucción de nuestras economías y de nuestras sociedades debilitadas por la pandemia”, indican desde la campaña.

Estuvieron presentes los máximos representantes de las entidades que componen la Campanya per una Justícia Fiscal: AVEBC, ATTAC PV, Coordinadora Valenciana de ONGD, EAPNCV,  Pobresa Zero, Red Enclau, Oxfam Intermón y las secretarías generales de CCOOPV, UGT-PV, Intersindical Valenciana y Gestha que también son miembros de la misma.

Ir arriba