Nos adherimos a la Iniciativa Ciudadana Europea para que la UE garantice el acceso gratuito de todas las personas a la vacuna y los tratamientos contra la COVID-19

Se necesita un millón de firmas de apoyo de ciudadanas y ciudadanos de la Unión para proponer a la Comisión Europea una reforma legislativa que haga que vacunas y tratamientos sean considerados bien público global.

Campaña para el acceso a la vacuna contra la COVID

Desde la Coordinadora Valenciana de ONGD nos adherimos a la campaña “Non Profit on pandemic.UE” (Que nadie se beneficie de la pandemia), para pedir a la Comisión Europea que legisle para garantizar el derechos a la salud y para velar para que los derechos de propiedad intelectual, incluidas las patentes, no dificulten la accesibilidad o la disponibilidad de cualquier futura vacuna o tratamiento para la COVID-19

Para ello, la campaña ha lanzado una Iniciativa Ciudadana Europea por la que la ciudadanía puede pedir cambios legislativos dentro de la Unión Europea. Para que la Comisión atienda la petición se necesitan un millón de firmas de apoyo. A nivel individual, se puede adherir cualquier ciudadano o ciudadana de la Unión pinchando aquí. para adherirse a la campaña como organización es necesario enviar un correo electrónico a right2cure.spain@gmail.com

La campaña recuerda que la COVID-19 se propaga como un incendio, y que las soluciones deben llegar más rápido, porque nadie estará seguro o segura hasta que todo el mundo tenga acceso a tratamientos y vacunas seguros y efectivos. Además, recuerda que todas las personas tenemos derecho a curarnos. Por eso piden:

Salud para todos y todas

La salud es un derecho. En una pandemia, la investigación y las tecnologías deberían compartirse ampliamente, rápido, a través del mundo. Una compañía privada no debería tener el poder de decidir quién tiene acceso a tratamientos o vacunas, ni a qué precio. Las patentes otorgan a una sola compañía el poder y monopolio sobre productos farmacéuticos esenciales. Esto limita su disponibilidad e incrementa su coste para las personas que los necesitan.

¡Transparencia ya!

La información sobre los costes de producción, las contribuciones públicas y la efectividad y seguridad de las vacunas y medicamentos debería ser pública. Los contratos entre autoridades públicas y compañías farmacéuticas también deben publicarse.

Fondos públicos, control público

Los y las contribuyentes pagan con sus impuestos enormes sumas para la investigación y desarrollo de vacunas y tratamientos. Lo que la gente paga, deber ser para la gente. No podemos permitir que las compañías farmacéuticas privaticen tecnologías médicas cruciales que han sido desarrolladas con recursos públicos.

Que nadie se lucre con la pandemia

Las grandes compañías farmacéuticas no deberían lucrarse con esta pandemia, a expensas de la salud de la gente. Una amenaza colectiva requiere solidaridad, no lucro privado. La financiación pública debería darse solo con la garantía de que el producto final tendrá disponibilidad y un precio asequible. No se debería permitir que el Big Pharma saquee nuestros sistemas de seguridad social.

 

Escrito para la Comisión

A la Comisión se le pide concretamente que “proponga cuanta legislación sea necesaria” para:

  • velar por que los derechos de propiedad intelectual, incluidas las patentes, no dificulten la accesibilidad o la disponibilidad de cualquier futura vacuna o tratamiento para la COVID-19;
  • velar por que la legislación de la UE sobre los datos y la exclusividad comercial no limite la eficacia inmediata de las licencias obligatorias expedidas por los Estados miembros;
  • introducir la obligación jurídica de los beneficiarios de fondos de la UE de compartir conocimientos en materia de tecnología sanitaria, la propiedad intelectual o los datos de un consorcio de tecnología o patentes en relación con la COVID-19;
  • introducir obligaciones jurídicas para los beneficiarios de los fondos de la UE en materia de transparencia de las contribuciones públicas y los costes de producción, así como cláusulas de accesibilidad y asequibilidad combinadas con licencias no exclusivas.

La campaña ya tiene el apoyo de más de un centenar de organizaciones en toda Europa. en España cuenta con el respaldo, entre otras, de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo- España, Farmamundi, medicusmundi Mediterrània y Oxfam intermón.

,

Ir arriba