Apoyamos el Pacto Andaluz por la Solidaridad y la Cooperación

El Pacto, impulsado por la Coordinadora Andaluza de ONG de Desarrollo, CCOO Andalucía, UGT Andalucía, Comité Español de ACNUR Andalucía, UNICEF Comité Andalucía y Comité Español de UNRWA Andalucía busca fijar una línea de base para la política pública de cooperación de la Junta de Andalucía y las administraciones locales, y está abierto a la adhesión de todas las entidades sociales andaluzas y partidos políticos.

El marco del Pacto viene determinado por una doble circunstancia: en primer lugar, la grave preocupación del sector ante el retroceso sufrido por esta política pública a nivel andaluz, con un recorte de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de la Junta de Andalucía próximo al 60% durante la presente legislatura; y la celebración de las próximas elecciones autonómicas, con la formación de un nuevo arco parlamentario al que se propone este compromiso para devolver a Andalucía al lugar que no debió perder como referente de la solidaridad internacional.

La propuesta resalta los compromisos de Andalucía con la cooperación internacional tanto internos (Estatuto de Autonomía, Ley de Cooperación, Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo 2020-2023) como externos (adhesiones a numerosos acuerdos, entre ellos la Agenda 2030 de Naciones Unidas). Con el presente Pacto se renueva y amplía el firmado en 2013, que tuvo otros acuerdos precedentes en 1998 y 2004.

Enfoque de la cooperación

Entre los compromisos que recoge el texto se habla del enfoque que debe asumir la cooperación en Andalucía (feminista, ecologista, promotora de los derechos humanos y la paz como aspectos centrales que atraviesen sus principios, objetivos, instrumentos, recursos y alianzas). También se apuesta por su continuidad como política pública estable, por la necesaria coherencia con el resto de actuaciones de las administraciones de la comunidad autónoma, además de los recursos necesarios en línea con los acuerdos internacionales.

Por otra parte, el Pacto resalta el papel que vienen desempeñando los actores sociales desde hace décadas en la cooperación internacional andaluza, una función que debe ser reconocida, respaldada y tenida en cuenta en el diseño y ejecución de esta política. Esto implica un diálogo permanente con los actores institucionales, el refuerzo de espacios como el Consejo Andaluz de Cooperación y la cogestión de los fondos.

El papel de la educación

En cuanto a la población andaluza, apunta al papel de la educación para el desarrollo como una herramienta fundamental para el apoyo y estímulo a la participación, porque contribuye a la formación de una ciudadanía responsable y con conciencia crítica sobre la realidad mundial; por otra parte, se reconoce la necesidad de que la cooperación internacional y la acción humanitaria sean una política transparente y dotada de mecanismos adecuados de rendición de cuentas.

, ,

Ir arriba