AECID: convocatoria 2022 para subvenciones en acción humanitaria

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) abre la convocatoria para subvenciones de acciones de cooperación para el desarrollo en el ámbito de la acción humanitaria en su edición 2022.

Información práctica

El plazo de presentación de solicitudes es de 20 días hábiles desde su reciente publicación en el BOE, ampliándose por tanto hasta el día 18 de marzo.

Podrán beneficiarse las entidades que cumplan simultáneamente dos requisitos: por un lado que hayan obtenido de la AECID la acreditación como ONGD calificada para la realización de intervenciones en materia de cooperación internacional para el desarrollo, dentro de cuya misión estatutaria se encuentre la acción humanitaria; y por otro lado que hayan obtenido una acreditación especial para intervenciones de carácter humanitario de acuerdo con el procedimiento establecido por la Comisión Europea, mediante la firma de un Acuerdo Marco de Asociación Europea (Framework Partnership Agreement, FPA por sus siglas en inglés).

Presupuesto y prioridades

El presupuesto inicial es de 1.000.000€, que podrá ser ampliable hasta un máximo de 11.900.000€ dependiendo del estudio a realizar de las solicitudes recibidas por la Comisión de valoración.

Serán financiables exclusivamente los proyectos que desarrollen la Estrategia de Acción Humanitaria del V Plan Director de la Cooperación Española, prioritariamente en los sectores de protección, agua, saneamiento e higiene, salud, seguridad alimentaria y nutrición y educación en emergencias.

Desde el punto de vista geográfico, se establecen los siguientes países como terreno donde han de realizarse los proyectos:

  • América Latina y Caribe: Colombia, Costa Rica (población migrante y desplazada), Ecuador (crisis venezolana), El Salvador, Guatemala, Honduras, Haití, México (población migrante y desplazada), Nicaragua (población migrante y desplazada), Panamá (población migrante y desplazada), Perú (crisis venezolana) y Venezuela.
  • África Subsahariana: Burkina Faso, Burundi, Camerún, Chad, Etiopía (población desplazada, refugiada y/o retornada), Madagascar, Mali (especialidades para regiones de Sikaso y Kayes), Mozambique (Cabo Delgado, Niassa y Nampula), Níger (población desplazada, refugiada y/o retornada en Diffa, Tillabéri y norte de Tahoua), Nigeria (Borno, Yobe y Adamawa), República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Zimbabue.
  • Asia, Oriente Medio, Europa y resto del mundo: Afganistán, Bangladesh (en Cox’s Bazar y población refugiada en todo el país), Filipinas (en Marawi, población desplazada en Mindanao musulmán, y acciones de recuperación tras súper tifón Rai/Odette), Iraq, Líbano (población siria refugiada), Myanmar, Palestina, Paquistán, Siria, Yemen y Ucrania (oblasts de Donetska y Luhanska, y población desplazada en todo el país).

A tener en cuenta

Serán financiables las intervenciones que aborden las necesidades humanitarias específicas de las mujeres y las niñas y estén orientadas a avanzar en su empoderamiento y en la igualdad de género, incluyendo intervenciones dirigidas específicamente a la prevención, mitigación y respuesta de la violencia sexual y de la violencia de género y de protección de los derechos de las niñas, los niños y las mujeres, con la finalidad de reducir el riesgo y garantizar una atención humanitaria integral. Para estas intervenciones se reservará el 25% del total del crédito disponible de la convocatoria.

Todas las intervenciones deberán priorizar a las personas en situación de mayor vulnerabilidad: menores de edad, especialmente no acompañados/as, mujeres en situación de vulnerabilidad, víctimas de violencia sexual, víctimas de violencia de género, víctimas de trata de seres humanos, personas refugiadas, desplazados/as internos/as y demás personas bajo el mandato del ACNUR, personas con diversidad funcional y personas adultas mayores. Asimismo, todas las intervenciones deberán priorizar la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Como último requisito a tener en cuenta, todas las intervenciones deberán tener en cuenta la situación de la pandemia de COVID-19 y se adaptarán a las posibles restricciones y medidas de contención oficiales.

El importe de cada una de las propuestas ha de estar dentro de una horquilla que va de los 400.000 a los 600.000 euros y la duración máxima de cada intervención será de 18 meses.

Ir arriba